No atender el estrés laboral podría salir caro a empresas

La entrada en vigor de la norma Factores de riesgo psicosocial en el trabajo significará un reto para procurar al bienestar de los colaboradores

Los efectos de la pandemia por COVID-19 han impacto a los mexicanos en diferentes planos, incluyendo el psicosocial, y en este contexto destaca el estrés laboral, definido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como la respuesta física y emocional a un daño causado por un desequilibrio entre las exigencias percibidas y los recursos de la persona para cumplir esas expectativas.

Bajo esta premisa, en días pasados un grupo de especialistas participó en la conferencia “La importancia de la tecnología para la resiliencia empresarial, un enfoque a la fuerza laboral”, la cual tuvo como objetivo medir, prever y analizar el estrés asociado al trabajo, sin importar si laboran en la modalidad home office o presencial.

Carlos Javier de León, director general de Software SICOSS, explicó que la entrada en vigor de la segunda fase de la “NOM-035-STPS-2018 Factores de riesgo psicosocial en el trabajo – Identificación, análisis y prevención”, significa un desafío para las empresas para procurar el bienestar de sus equipos y evitar ambientes laborales tóxicos.

“Hoy en día no atender el estrés laboral le puede salir muy caro a las empresas, ya que la Ley Federal del Trabajo contempla multas de entre 250 a 5,000 unidades de salario mínimos, es decir de 26 mil a más de 500 mil pesos”, dijo.

Por su parte el investigador del estudio COVIDISTRESS Global Survey equipo México, Rubén Flores Gómez, presentó una encuesta en donde destacan las 10 principales fuentes de estrés de los mexicanos en el contexto de la crisis actual, que son: la economía nacional, contagio, riesgo de hospitalización, preocupación por amigos y parientes lejanos, no saber cuánto durará la cuarentena, perspectivas de trabajo, servicios públicos, acceso a artículos básicos e ingreso diario al trabajo.

También se dio a conocer que, como parte de este estudio, se puso en marcha una herramienta tecnológica para medir el estrés de la fuerza laboral en tiempo real, mediante un software único en su tipo, que genera un análisis detallado mediante tecnología Business Intelligence, para procesar los datos de manera masiva, ágil y segura.

“Desde el sitio web o una App móvil los colaboradores pueden responder las encuestas sobre los   factores de riesgo como: condiciones en el ambiente de trabajo, cargas laborales, falta de control sobre el trabajo, exceso en las jornadas y la rotación de turnos, de acuerdo con lo establecido en la Ley Federal del Trabajo, interferencia en la relación trabajo-familia, liderazgo o relaciones negativas y violencia laboral”, explicó.

Por último indicó que a partir del resultado de la calificación se analiza el nivel de riesgo, así como las acciones que se deberán adoptar con base a un programa desde prevención hasta intervención. De esta manera se puede reducir la rotación de personal, ausentismos, cumplir con requerimientos de la norma, identificar a los colaboradores expuestos a factores de riesgo psicosocial y evitar posibles multas por parte de la autoridad.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *