No hay que ceder al pánico, la vacunación con AstraZeneca debe seguir: OMS

Alemania, Francia, Italia y España suspendieron ayer de forma preventiva la vacunación contra el coronavirus con el preparado de la compañía anglo-sueca, tras la detección de varios casos de trombosis y el fallecimiento de una de las personas afectadas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió ayer no ceder ante el pánico y volvió a recomendar a los países que cuentan con la vacuna de AstraZeneca que continúen utilizándola para proteger a sus poblaciones contra el covid-19.

“Por supuesto que debemos hacer un seguimiento de todo lo que ocurre, pero no hay motivos de pánico. Nosotros recomendamos que los países continúen vacunando con AstraZeneca”, declaró la científica jefa de la OMS, Soumya Swaminathan, en relación a los casos de trombosis en Europa que se han relacionado con esta vacuna.

Los datos analizados por la organización indican que esos casos corresponden a lo que ocurriría de forma natural en la población en general en un periodo dado.

“La gente sufre de eventos tromboembólicos que provocan muertes cada día, la cuestión es si esto tiene que ver con la vacuna. Los expertos han analizado los datos y hasta el momento no hemos encontrado una asociación con la vacuna”, comentó.

“No hay ninguna muerte documentada que se haya relacionado con alguna de las vacunas contra el covid-19”, aseguró Swaminathan.

La directora general adjunta de la OMS para Acceso a Medicinas y Vacunas, Mariángela Simao, señaló que “no parece que haya más casos (de trombosis o embolias) de los que se podría esperar para el periodo específico entre la población en general en la Unión Europea o en el Reino Unido”.

Frente a las dudas que han surgido, algunos países europeos han optado en los últimos días por suspender el uso de la vacuna de AstraZeneca.

Otros han detenido la vacunación con dos lotes específicos fabricados en este continente y que se consideran sospechosos.

En una rueda de prensa en la que dominaron las preguntas sobre esta cuestión, Simao sostuvo que parar de utilizar sea la vacuna de AstraZeneca u otras es un riesgo mayor frente a la gravedad de la pandemia, que ha causado en un año la muerte de más de 2.6 millones de personas.

Según los datos de la OMS, los casos confirmados de covid-19 en el mundo han aumentado un 11 % en la última semana.

Las expertas de la OMS insistieron en que detener temporalmente la vacunación con AstraZeneca es únicamente una medida de prevención que ciertos gobiernos han preferido tomar.

Consideraron que esto demuestra que se está haciendo un seguimiento farmacológico estricto de la vacunación para detectar eventuales efectos secundarios graves.

Simao sostuvo que no se ha recibido información que haga referencia a eventos tromboembólicos de países fuera de Europa donde también se está inoculando la vacuna de AstraZeneca.

Esta compañía, que desarrolló su vacuna con la Universidad de Oxford, ha cerrado acuerdos con fabricantes de vacunas de la India y Corea del Sur que también están produciendo su preparado y exportándolo a distintas partes del mundo.

Para hacer una evaluación de esta situación se reunirá hoy el Comité Asesor de la OMS sobre Seguridad de vacunas.

La farmacéutica AstraZeneca emitió ayer un comunicado en el que afirma que se han examinado los datos de seguridad de más de 17 millones de personas que recibieron su vacuna en la Unión Europa y el Reino Unido y que esta información “no ofrece ninguna prueba de un riesgo mayor” de eventos tromboembólicos.

La compañía precisó que en total se han registrado quince casos de trombosis venosa profunda y veintidós de embolia pulmonar entre los vacunados hasta el pasado día 8, “una cifra que es muy inferior a lo que podríamos encontrar naturalmente en una población de esta magnitud”.

Varios países europeos paran la vacuna

Varios países europeos, entre ellos Alemania, Francia, Italia y España, decidieron ayer suspender de forma preventiva la vacunación contra el coronavirus con el preparado de la compañía anglo-sueca AstraZeneca tras la detección de varios casos de trombosis y el fallecimiento de una de las personas afectadas, una trabajadora sanitaria noruega, hospitalizada tras recibir la primera dosis.

En todo caso, los países que han suspendido la aplicación de la vacuna de AstraZeneca han dejado la decisión final en manos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que el próximo día 18 se pronunciará al respecto de forma concreta.

De momento, los países que han decidido suspender la vacunación con el preparado de AstraZeneca son Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Irlanda, España, Bulgaria, Dinamarca, Noruega e Islandia, mientras que Austria, Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo retiraron un lote específico al detectar casos de trombosis.

La EMA recomendó la semana pasada seguir administrando el preparado -sobre el que ya desde el principio había dudas acerca de su efectividad- al considerar que “los beneficios” seguían “superando los riesgos”.

La decisión del Gobierno alemán obedece a una recomendación del Instituto Paul Ehrlich (PEI), competente en la materia, que considera que es necesario comprobar la potencial relación entre esta vacuna y los nuevos casos de trombosis registrados en Europa tras su inoculación.

No obstante, el ministerio alemán de Sanidad apuntó que será en todo caso la Agencia Europea del Medicamento la que decida en último término “si esta nueva información afecta a la autorización de la vacuna y en qué forma”.

Texto e foto: Efe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *