¡No queremos a Mushu!

Por Juan Esteban Méndez

Mae govannen, estimados lectores. En las últimas semanas hemos experimentado el curioso sentir de los fans de Disney, en especial con las más recientes noticias acerca de las adaptaciones cinematográficas de sus clásicos, me refiero a La Sirenita y a Mulán, la primera de ellas sufrió una ola de críticas por la decisión de que su personaje fuera interpretado por la actriz de 19 años Halle Bailey, quien desató la polémica por ser una actriz afroamericana, dicho tema que por sus implicaciones abordaré más adelante.

Pero ahora vamos a centrarnos en Mulán, el más reciente trailer de la película comenzó con varias preguntas al respecto, la que más destacó fue: ¿dónde está Mushu?

Una cosa es cierta, ni aquí, ni en la gran China (irónico) la “Mulán” de los 90’s será la del 2020, existen varios recursos culturales, generacionales, de adaptación y cinematográficos que impiden que esta película sea una copia tal cual que la original, el hacerlo así será en primera instancia una situación forzada que podría fácilmente convertirse en un verdadero fiasco.

Un servidor se atreve a decir que la ausencia de Mushu y de los demás soldados es lo mejor que pudo haber pasado por que así se estarán concentrando en contar la verdadera adaptación de la leyenda de Hua Mulán, que es extremadamente famosa en China y que recibe un tono y seriedad dignos de ese país milenario.

Disney en los 90’s estaba en un renacimiento, debía encontrar la manera de vincularse con la audiencia infantil y adaptando esta fábula con elementos cómicos era lo correcto, ahora en nuestros tiempos es risible e incluso ridículo pensar que una historia que representa parte de la identidad del pueblo chino que se basa en disciplina, espiritualidad y respeto se rebaje a chistes de un dragón y unos asiáticos estereotipados para atraer a la audiencia.

Mulán es mucho más que eso, es la historia de empoderamiento femenino, de honor y de la importancia de nuestras raíces, concentrémonos en eso y no desviemos nuestra mirada a la interpretación de un dragón hecho por la voz de Eugenio Derbez.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *