Nombran a Maní y Sisal como Pueblos Mágicos

El objetivo es fomentar el arribo de visitantes nacionales y extranjeros e impulsar la economía y los empleos en esos sitios

Mediante una ceremonia realizada en la Ciudad de México y luego de más de ocho años sin un nuevo nombramiento para el estado, la Secretaría de Turismo declaró a Maní y Sisal como Pueblos Mágicos, sumándose a Izamal y Valladolid, que ya cuentan con este nombramiento desde el 2002, con el que se busca fomentar el arribo de visitantes nacionales y extranjeros e impulsar la economía y los empleos en esos lugares.

Con los nuevos nombramientos, ya son 132 localidades que cuentan con esta marca a nivel nacional, que les permitirá ampliar su experiencia turística, a partir de la riqueza natural y cultural que poseen. 

Este reconocimiento lo recibió la titular de la Secretaría de Fomento Turístico del Gobierno del Estado, Michelle Fridman Hirsch, quien estuvo acompañada de los alcaldes de Hunucmá y Maní, Alberto Padrón y Arón Interián Bojórquez, respectivamente. 

Fridman Hirsch hizo referencia a la relación que hay entre los Pueblos Mágicos y la sostenibilidad, pues esta tiene que ver con inclusión y descentralización. “El hecho de que nosotros llevemos nombramientos a localidades fuera de las grandes concentraciones turísticas, nos permite el desarrollo de nuevos productos y llevar beneficios a otras localidades”, agregó.

Maní se ubica a 100 kilómetros al sureste de Mérida, en un lugar en el que las y los visitantes sienten como si el tiempo se hubiese detenido. La lengua maya se encuentra en casi todos sus habitantes, quienes suelen llevar una vida tranquila. Es conocido por la arquitectura reflejada en la iglesia y antiguo convento de San Miguel Arcángel, que data del siglo XVI, construidos con las mismas piedras de los antiguos edificios mayas.

Además, sus artesanas y artesanos locales están dedicados a la confección y bordados de blusas, huipiles y ternos, así como de la gastronomía, siendo el poc chuc, acompañado de tortillas hechas a mano, cebolla morada y aguas frescas, un platillo emblemático de la localidad.

Por su parte, Sisal es un poblado de la costa yucateca que se encuentra dentro del municipio de Hunucmá, a 30 minutos al noroeste de Mérida y que ofrece varias opciones de ecoturismo, ya que está ubicado entre dos reservas naturales. Asimismo, fue el principal puerto marítimo de Yucatán en la época de mayor auge del henequén y la gastronomía local,es inmejorable.

Se informó que ambas localidades cumplieron con la totalidad de la convocatoria, para ser consideradas parte de los 132 Pueblos Mágicos de México. 

Con estas nuevas designaciones, más de 42 mil personas que habitan en las dos localidades se verán beneficiadas, ya que se promoverá el turismo con un enfoque social y se fomentará el progreso justo y equilibrado de las comunidades, lo que a su vez significará la llegada de más visitantes y con ello, la generación de más empleos en el sector.

Así, se incrementa a cuatro el número de Pueblos Mágicos del estado: el primero que recibió esta denominación fue Izamal en febrero de 2002, seguido por Valladolid en agosto de 2012. Para el Gobierno de Yucatán es muy importante recuperar y detonar la posibilidad de generar más nombramientos de este tipo.

Hay que mencionar que un Pueblo Mágico es una localidad que, a través del tiempo y ante la modernidad, ha conservado su valor y herencia histórica cultural para manifestarla en diversas expresiones de su patrimonio tangible e intangible irremplazable, además de que cumple con los requisitos de permanencia en el esquema.

El impulso a Maní, Sisal y otros sitios del interior de la entidad es parte del Plan de Desarrollo Sostenible de la Sefotur, que promueve la descentralización del turismo para que los beneficios derivados de la actividad permeen en favor de las y los yucatecos.

Según se informó, Pueblos Mágicos de México es un programa exitoso que ha permitido, hasta ahora, que 121 destinos en 31 estados del país trabajen en la promoción y desarrollo de estas localidades que cuentan con una rica historia, cultura, productos y atractivos para su desarrollo. No obstante, con los nuevos nombramientos la lista de Pueblos Mágicos en México se incrementó a 132.

Algunos de los beneficios para las localidades serán la generación de nuevos empleos; el posicionamiento nacional del destino a través de la marca Pueblos Mágicos; comercialización de productos artesanales locales; la integración de planes de desarrollo turístico y fortalecimiento de la infraestructura turística; generación de inversión en el sector; revalorización de la cultura y costumbres regionales, y el incremento en la llegada de turistas y visitantes que traerá mayor derrama económica.

Nuevos candidatos

El Gobierno del Estado, a través de la Sefotur, trabaja de la mano con los ayuntamientos para que, en la siguiente convocatoria, en marzo de 2021, sea posible ingresar las carpetas de los municipios de Tekax, San Felipe, El Cuyo, Río Lagartos y Muna para que sean candidatos a este nombramiento e incrementar la oferta turística del estado.

Por su parte, el secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, quien dio su mensaje a distancia, debido a que apenas está saliendo de la enfermedad de COVID-19, recordó que el pasado 5 de octubre fue designado como el “Día Nacional de los Pueblos Mágicos”, por lo que se buscará que esta fecha sea de asueto para las escuelas, y se pueda fomentar la promoción en las localidades que cuentan con esta denominación. 

“Hablar de estos pueblos mágicos es remitirnos al encanto de localidades que guardan enorme riqueza cultural y natural, conformada por el folclor, arquitectura, tradición, lenguas, gastronomía y biodiversidad, que le dan identidad al país”, manifestó el funcionario federal. 

Resaltó que desde que surgió este programa en el 2001, el objetivo era conformar una oferta turística complementaria y diversificada hacia el interior del país, que mostrara los atributos históricos y culturales de las poblaciones. 

“Si bien este esquema ha sido muy positivo, hay que reconocer que hoy en día el turismo enfrenta nuevos retos a raíz de la pandemia, que ha afectado a todo el mundo”, reconoció. 

Por otra parte, Torruco Marqués comentó que el actual modelo está limitado, por lo que se requieren modificar algunas acciones y estrategias que permitan impulsar este programa, pues a casi 20 años de que se dieron los primeros nombramientos, aún hay comunidades que permanecen en marginación, pobreza y carencias sociales, que son superiores a la media nacional. 

Reiteró que entre los objetivos de estas denominaciones está promover la comercialización y mejoramiento urbano de los Pueblos Mágicos, por lo que es importante mantener las alianzas con la iniciativa privada, trabajando en la conformación de una estrategia de digitalización turística que se proyecte a nivel internacional. 

Asimismo dio a conocer que los próximos días 9 y 10 de diciembre se llevará a cabo la segunda edición del Tianguis de los Pueblos Mágicos, de forma virtual, en el que San Luis Potosí será el estado anfitrión y Estados Unidos el país invitado.

“Al día de hoy se han registrado cerca de 8 mil visitantes, 605 compradores, más de 300 empresas, de las cuales 200 son nacionales, y el resto de 29 países interesados en hacer negocios”, finalizó. 

Texto: Georgina Bacelis

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *