¿Nos preocupa o nos ocupa?

Carlos Pérez
carper165@hotmail.com

Uno de los elementos que empezó a preocupar a muchas marcas antes de la pandemia era cuál es la percepción de nuestros clientes, qué piensan de la calidad de nuestro producto o servicio, qué acciones debe realizar ante una mala imagen y cómo puedo a largo plazo tener una buena percepción de los públicos, todo lo anterior hace evidente que las empresas ya se estaban preocupando por su reputación corporativa; esta pieza fundamental de las organizaciones, que la podemos comprender como al conjunto de opiniones  que tienen  los públicos sobre nuestra marca, da como resultado el comportamiento que ha demostrado la marca a través del tiempo y que debe cumplir con los compromisos que proporciona con los stakeholders.

Una excelente reputación de nuestra empresa nos proporciona un valor agregado, de tal manera que ayuda a conseguir nuevos consumidores y convertirlos en clientes, pero de igual forma fideliza a nuestros colaboradores, por lo tanto, es la mejor herramienta para crecer en todos los resultados organizacionales. Esta pandemia nos permitió hacer un alto en el camino de nuestra gestión empresarial y darnos cuenta qué los diferentes atributos intangibles y tangibles construyen la supervivencia y el alto o bajo impacto que nos trajo este momento difícil de la economía y su consecuente afectación a nuestra reputación dependerá de qué tanto trabajamos previamente con ella y cómo respondíamos ante situaciones de crisis previas.

Aún ante este panorama presentado, las empresas se comprometieron en consolidar su reputación ante la adversidad, y con todo este contexto Global RepTrack presentó las organizaciones que este 2020 sobrevivieron con una excelente reputación; en primera instancia presentó a los primeros cinco lugares en el mundo: 1. Grupo Lego; 2. Rolex; 3. Ferrari; 4. Grupo Bosch; 5. Harley Davidson. En México este organismo nos proporciona el listado nacional y los resultados son: 1. Grupo Bimbo; 2. Grupo Modelo; 3. Walmart; 4. Google; 5. Nestlé; todas estas empresas fueron seleccionadas por su solidez comercial y sobre todo por la disposición de los clientes para recomendar, confiar y comprar en ellas.

La invitación hoy es primero a crear una excelente imagen corporativa y que con las acciones en el tiempo desarrolle una admirable reputación corporativa, por esto es necesario que como empresario se cuestione qué ha hecho en este sentido y emprender estrategias encaminadas a esto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *