Nuevas medidas de restricción

El Gobierno del Estado anuncia multas y retención de la licencia de conducir o el vehículo a partir de este viernes 29, así como el cierre de las playas del 4 al 17 de febrero

Hasta cinco mil pesos en multas y la retención de la licencia de conducir o el vehículo a partir de este viernes 29, así como el cierre de las playas del 4 al 17 de febrero, son las nuevas medidas en contra de la movilidad innecesaria que se aplicarán en el estado de Yucatán, ante el aumento de los contagios y muertes por COVID-19 en las últimas semanas.

En un comunicado, el Gobierno del Estado recalcó que todos los indicadores del semáforo de salud en la entidad están en aumento, por lo que se aplicarán las nuevas medidas a partir de la noche del viernes, y advierten que no habrá contemplaciones.

Las disposiciones en contra de la movilidad a partir de las 11:30 de la noche ya estaban vigentes, pero todavía se permitía que circularán vehículos en las calles, avenidas y el periférico, lo cual ya no será tolerado, tras la modificación por Decreto del Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad del Estado de Yucatán.

“Los recursos recaudados por las multas se destinarán a la adquisición de equipo de protección para nuestros doctores, enfermeras y demás trabajadores de la salud que laboran en el área COVID-19”, se precisa en el comunicado.

Cabe recordar que el horario de restricción vehicular a las 11:30 de la noche se estableció desde el mes de septiembre del año pasado; sin embargo, a consecuencia del considerable aumento de la movilidad social innecesaria de las últimas semanas, se aplicarán multas para reforzar el cumplimiento de esta medida por parte de la población, a fin de contribuir a reducir los riesgos de contagio y para proteger la salud de todos.

De igual forma, la Secretaría de Salud de Yucatán, en coordinación con el Ayuntamiento de Progreso, informó que, con motivo de las fiestas carnestolendas, las cuales no se realizarán este año en el municipio costero para evitar aglomeraciones y procurar la salud de la población, a partir del 4 hasta el 17 febrero se cerrará, tanto para la circulación vehicular como peatonal, el acceso a las playas y a los Malecones Tradicional e Internacional de Progreso. No obstante, los restaurantes que se encuentran en el boulevard continuarán operando como lo han venido haciendo hasta ahora, cumpliendo con los protocolos y medidas sanitarias.

Con base en el decreto 344/2012 publicado en el Diario Oficial del Estado (DOE), se modifica el Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad para considerar, ante la situación de emergencia sanitaria, como infracción grave el tránsito vehicular después de las 11:30 de la noche, por lo que será sancionada con multa que va de 44 a 56 Unidades de Medida y Actualización (UMA), que al día de hoy tiene un valor 89.62 pesos.

Es decir, entre 3,943 y hasta 5,000 pesos y, de acuerdo con la gravedad, se podría llegar a la retención de la licencia del conductor o el vehículo.

Es importante recordar que dicha restricción no aplicará para los vehículos que trasladen a pacientes que requieran atención médica de urgencia, así como aquellos que se utilicen para la adquisición de medicinas. También donde se traslade personal de salud debidamente identificado en cualquiera de sus especialidades: paramédica, administrativa o de apoyo.

La restricción tampoco aplica para vehículos en el cual se traslade al personal de las instituciones de procuración o administración de justicia debidamente identificado, los dedicados a la prestación del servicio de entrega de medicinas a domicilio, los dedicados a la prestación de servicios funerarios, servicio de transporte de carga para el suministro de las actividades esenciales diferentes a tiendas de autoservicio, cuyo suministro deberá efectuarse dentro del horario comprendido

Hay que recordar que, tras estas medidas y otra serie de acciones, la evolución de la pandemia registró una estabilidad hasta finales del año pasado. No obstante, hubo un repunte debido a la movilidad originada por las celebraciones decembrinas, por lo que el Gobierno del Estado hace un llamado a la cooperación de toda la población para acatar los protocolos, a fin de reducir los riesgos de contagio y proteger la salud de todas las personas que habitan en Yucatán.

Aumentan ingresos hospitalarios

Ante el incremento importante en los ingresos hospitalarios, la Secretaría de Salud de Yucatán pide a la población no bajar la guardia y continuar actuando con responsabilidad y siguiendo las medidas sanitarias, para evitar comprometer la capacidad hospitalaria e interrumpir el proceso de reactivación económica.

Al corte de ayer, hay 220 pacientes en hospitales públicos. Asimismo, 25,441 pacientes ya se recuperaron: no presentan síntomas ni pueden contagiar. Esta cifra representa el 85% del total de contagios registrados, que son 29,632.

Este jueves se detectaron 143 nuevos contagios de coronavirus: 109 en Mérida, 4 en Progreso, en Ticul, en Umán y en Valladolid, 2 en Chemax, Kanasín, Mama y Motul, y 2 foráneos, y 1 en Cansahcab, Maní, Maxcanú, Oxkutzcab, Peto, Temozón, Tizimín y Uayma.

De los 29,632 casos positivos, 253 son de otro país u otro estado.

Específicamente, en Mérida se han diagnosticado 18,100 personas contagiadas de coronavirus (casos acumulados al 27 de enero), que viven en: 5,259 en la zona Norte, 4,934 en la zona Oriente, 1,685 en la zona Centro, 2,450 en la zona Sur, y 3,772 en la zona Poniente.

Texto: Esteban Cruz Obando

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *