“Nunca más un 68”: AMLO pide marcha pacífica del 2 de octubre

“Los voy a acusar con sus mamás”, advirtió López Obrador a los encapuchados que causan destrozos 

Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó los hechos ocurrido el 2 de octubre de 1968 y se pronunció por  marchas sin violencia, en alusión a la que hoy se hará para conmemorar lo ocurrido en la plaza de Tlatelolco.  “Nunca más una represión en México. Nunca más un 68”, al comienzo de su conferencia en Palacio Nacional. 

“Pedimos a todos, en especial a los que van a ejercer su derecho de manifestación, su derecho de protesta, que lo hagan de manera pacífica y sin violencia”, expresó. 

En las últimas semanas, diversas protestas feministas y la marcha por los 43 estudiantes de Ayotzinapa culminaron con destrozos en comercios y pintas en monumentos de la capital por parte de un grupo de manifestantes. 

Ayer, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que en la marcha de hoy miércoles por la tarde habrá un cordón de 12.000 funcionarios vestidos de blanco para garantizar la seguridad.

AMLO expresó su apoyo a esta medida y  exhortó a los manifestantes que ayuden a “aislar a los provocadores y no caer en provocaciones” porque “lo más importante de un revolucionario verdadero es la honestidad”. “Fuera máscaras, el que lucha por la justicia, la libertad y la democracia no tiene por qué ocultar su rostro, tiene que dar la cara”, reivindicó.

Los acusará con su mamá 

A los encapuchados que causan destrozos en las manifestaciones, López Obrador advirtió que “tengan cuidado” porque los acusará “con sus mamás, con sus papás, con sus abuelos” para que les den “jalones de oreja”.

La agencia EFE publicó que AMLO se deslindó de los “hechos lamentables” del 2 de octubre de 1968, y reivindicó que con el actual Gobierno “el uso de la fuerza ha quedado relegado”.

“Queremos vivir en una sociedad en paz, sin violencia, sin usar la fuerza, convencer y no vencer, vivir en armonía, vivir en paz. Por eso, nunca más una represión en México, nunca más torturas, desapariciones, masacres o provocaciones”, expresó.

Asimismo, López Obrador aseguró que desde que asumió el poder el 1 de diciembre de 2018, no ha recibido ninguna queja por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *