Ojos que no ven, autoridades que ignoran…

Por ser una acción que no se ve, autoridades yucatecas han hecho caso omiso a los señalamientos de Ciudadanos Hartos Asociación Civil (Chac) Mérida en cuanto a la contaminación del agua, agrupación que cumple dos años de buscar respaldo por parte de éstas sin ninguna respuesta. Por tal situación, presentaron una denuncia contra quien resulte responsable ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Fue una publicación de Punto Medio del 4 de septiembre de 2017, “el agua podrida de Yucatán”, la que impulsó el trabajo de visibilización de esta organización y donde también encontró eco.

Durante este periodo se ha impulsado acciones de visibilización del problema que existe en el manto freático, así como el daño que representa para la salud pública el uso de pesticidas, instalación de granjas porcícolas y la fecalización.

“Son dos años de trabajo sin respuesta de ninguna autoridad, a nadie le interesa entrarle al tema porque no se ve. Está abajo del suelo. Si fuera San Luis Potosí, Aguascalientes… se vería la contaminación en lagos, ríos, presas, y se atacaría, pero aquí como está abajo las autoridades se aprovechan del desconocimiento de la gente para no actuar”, expuso.

Recordó que en la ciudad ya hay más de un millón de habitantes y se esperan más con la construcción del primer rascacielos. “Seguimos trayendo gente y no hay drenaje de aguas ni tratamiento”.

Según cifras proporcionadas por la misma organización, se estima que solo el 3 % del agua residual se trata y de 115 mil fosas sépticas, 10 mil funcionan correctamente, mientras que el resto desparrama materia fecal al agua.

DEMANDA

En la demanda ciudadana, entregada el pasado 9 de septiembre a la Profepa, Ciudadanos Hartos A.C. demanda a quien resulte responsable por la omisión de descargas de aguas fecalizadas y cancerígenas a los mantos freáticos de la ciudad y por el uso de pesticidas.

En el documento, se considera que es la dependencia antes mencionada quien debe tomar cartas en el asunto, mientras que ellos, como organización, ser vigilantes de las acciones u omisiones de las autoridades.

Texto y foto: Jesús Gómez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *