OMS comienza investigación en Wuhan sobre origen de la pandemia

Los 14 expertos han completado su cuarentena y podrán empezar a visitar lugares de interés para la pesquisa sobre la pandemia

La misión internacional de la OMS en China para investigar los orígenes de la pandemia de coronavirus ya está lista para comenzar sus trabajos sobre el terreno en Wuhan, la ciudad de once millones de habitantes en el centro de este país que fue el primer foco mundial de covid. Los catorce expertos completaron ayer la cuarentena obligatoria de dos semanas que China impone a quienes llegan del extranjero, y que les había mantenido confinados en un pequeño hotel de la zona universitaria de la ciudad.

Hasta el momento, casi todo lo que rodea a esta misión científica, envuelta de polémica y de intereses políticos, sometida a retrasos y diversos incidentes, se ha desarrollado de manera opaca. No se ha dado a conocer qué lugares van a visitar durante las dos semanas que tienen previsto permanecer aún en esta ciudad, más allá de -probablemente- el mercado de mariscos de Huanan, considerado en un primer momento la “zona cero” de la pandemia. Tampoco se ha divulgado con qué expertos chinos van a reunirse, ni a qué datos -muestras ambientales, historiales hospitalarios, declaraciones de los primeros pacientes- se les va a permitir acceder directamente.

El Ministerio chino de Asuntos Exteriores declaraba el jueves, por boca de su portavoz Zhao Lijian, que los expertos internacionales “llevarán a cabo actividades que incluirán la celebración de seminarios e inspecciones” in situ, “con el compromiso de respetar las leyes y normativas pertinentes en el país”.

La salida de su hotel de cuarentena, el Hotel The Jade, fue emblemática. Ni la Comisión Nacional de Sanidad -responsable, del lado chino, de la visita-, ni el gobierno municipal de Wuhan, ni la propia OMS ni el establecimiento confirmaron en qué momento se produciría la salida de los científicos. “¡Se marcharon ayer!”, llegó a decir uno de los vigilantes a la prensa que aguardaba. Ninguno de ellos, a la salida, dio declaraciones a los periodistas. Este jueves, su único traslado fue al hotel que ocuparán durante el resto de su estancia, un lujoso establecimiento de una cadena internacional.

Los roces políticos, los interrogantes acerca de la información a la que podrá acceder, el tiempo transcurrido y la dificultad objetiva de su meta -encontrar el origen de la enfermedad- hacen difícil determinar hasta qué punto la misión podrá lograr avances. Sus propios integrantes han llamado a la cautela y han advertido que determinar cómo surgió la pandemia puede ser cuestión de años.

Texto y foto: Efe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *