OMS desaconseja el uso de remdesivir para los pacientes con coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejó ayer el uso en pacientes hospitalizados con COVID-19 del antiviral remdesivir, uno de los principales tratamientos contra la enfermedad con los que se ha experimentado este año, al no hallarse evidencias de que cause mejoras en los enfermos.

Un panel internacional de expertos de la OMS concluyó que no hay pruebas de que el fármaco, producido por la farmacéutica estadounidense Gilead y que anteriormente se usó en enfermos de ébola, reduzca la mortalidad en los casos más graves de COVID-19 o disminuya la necesidad de ventilación.

Los resultados, publicados en el British Medical Journal de la Asociación Médica Británica, se han obtenido tras analizar datos de cuatro ensayos con 7,000 pacientes hospitalizados con COVID-19.

El fármaco “no tiene efectos significativos en la mortalidad o en otros importantes indicadores en los pacientes, tales como la necesidad de ventilación mecánica o el tiempo de mejora clínica”, recalcaron los expertos.

Aclararon que los resultados no indican que el remdesivir carezca de ciertos efectos beneficiosos para los pacientes, pero desaconsejan su uso ante el alto coste y los posibles daños a la salud de un fármaco que debe suministrarse por vía intravenosa.

También matizaron que apoyan que los ensayos clínicos con este fármaco, algunos de ellos apoyados en su día por la OMS, continúen en grupos específicos de pacientes para continuar el acopio de evidencias sobre sus efectos.

La OMS recomienda desde hace meses especialmente el uso de dexametasona, un corticoesteroide muy asequible en el mercado internacional, para el tratamiento de casos graves de COVID-19, ya que ha sido el que ha ofrecido mejores resultados hasta la fecha.

Casos de covid subieron en 4 semanas como en primeros 6 meses de la pandemia

Más casos globales de covid-19 se reportaron en las últimas cuatro semanas que en los primeros seis meses de la pandemia, revelo ayer el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanomm Ghebreyesus.

La segunda ola de la pandemia en el hemisferio norte –mencionó Europa y Norteamérica– ha llevado a que las unidades de cuidados intensivos estén llenas o empiecen a estarlo, dijo ante los Medios sobre la evolución del coronavirus en el mundo.

Los casos a nivel mundial ascendieron ayer a 56.3 millones, 333,000 más que en la jornada anterior. Los fallecidos han llegado a los 1.349 millones tras reportarse 5,2499 nuevos decesos en las últimas 24 horas.

América suma 24 millones de casos, seguida de Europa con 16 millones y el sur de Asia con 10.2 millones, siendo éstas las regiones más afectadas por la pandemia.

La ONU exige al G20 más solidaridad ante la pandemia

El secretario general de la ONU, António Guterres, adelantó ayer que exigirá a los líderes del G20 más solidaridad y cooperación en la respuesta a la pandemia, empezando con medidas para asegurar que las futuras vacunas llegan a todos y que la recuperación es sostenible.

“Los recientes éxitos en vacunas del covid-19 ofrecen un rayo de esperanza, pero ese rayo de esperanza tiene que alcanzar a todos”, señaló Guterres en una conferencia de prensa.

El jefe de Naciones Unidas insistió en que disponer de una verdadera “vacuna del pueblo”, que sea accesible y asequible, no es sólo una buena acción, sino “la única forma de detener la pandemia”.

“La solidaridad es supervivencia”, dijo Guterres, que defendió que la plataforma COVAX impulsada por la OMS es la mejor vía, pero necesita aún 28,000 millones de dólares más en financiación, 4,200 millones antes del final del año.

Según subrayó, los países del G20 -que celebran este fin de semana una cumbre virtual en la que él participará- tienen los recursos necesarios para ello y para más.

En ese sentido, agregó que los países ricos están ofreciendo enormes paquetes de ayuda a sus ciudadanos, pero deberían también hacer más por los países en vías de desarrollo, que están al borde de la “ruina financiera y de un aumento de la pobreza, el hambre y el sufrimiento”.

Como lleva haciendo desde hace meses, Guterres alertó de la crisis de deuda soberana a la que se enfrentan muchos de estos Estados y reclamó al G20 que aumenten los recursos disponibles a través del Fondo Monetario Internacional para darles apoyo. También reiteró su llamamiento a ampliar las moratorias al pago de deuda pública que se han concedido a los países más pobres y a naciones de ingresos bajos y medios que lo necesiten.

Texto e infografía: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *