Operación Padrino tumba la red narco de Salvador Cienfuegos

El exsecretario de Defensa del expresidente Enrique Peña Nieto es acusado de narcotráfico y blanqueo de dinero

La “Operación Padrino”, como bautizó la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) a la investigación contra Salvador Cienfuegos, exministro de Defensa de México, ha tumbado la presunta red de narcotráfico del general retirado en EU.

El que fuese ministro de Defensa del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue acusado ayer de narcotráfico y blanqueo de dinero, horas después de ser detenido en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.

Los crímenes, según la acusación, se habrían cometido hace tres años, de 2015 a 2017, cuando Cienfuegos estaba al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional de México.

La audiencia de presentación de Cienfuegos ante la Justicia estadounidense arrancó a las 15 hora local y duró cinco minutos.

En ese corto tiempo, el exministro confirmó que había leído y entendido los cuatro cargos que enfrenta, relacionados con el narcotráfico y el blanqueo de dinero.

Cienfuegos permanecerá interno en el Centro de Detención Metropolitano de Los Ángeles por lo menos hasta la próxima audiencia, que se celebrará el martes a las 13 hora local .

Tres de los cargos están relacionados con la producción, tráfico y distribución de estupefacientes y un cuarto con el blanqueo de capitales, según un documento de la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York.

Antes de conocer los cargos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el poder con la promesa de limpiar la corrupción de los Gobiernos anteriores, aseguró que el arresto “es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen”.

En conferencia de prensa ayer, calificó de “lamentable” la noticia y la comparó con el arresto el año pasado, también en EU, de Genaro García Luna, secretario de Seguridad durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), por recibir supuestos sobornos del narcotráfico.

El arresto de García Luna, el jefe de la policía que habría protegido al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos, y ahora el de Cienfuegos, máximo responsable del Ejército, pone en cuestión la estrategia de seguridad llevada a cabo en México durante más de una década.

Texto y foto: Efe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *