Osante Solís: político gris y títere de Ortega Pacheco

El expriista buscará la diputación federal del distrito 2 desde el partido naranja, el cual presume ser una alternativa frente a los partidos de siempre

En estos tiempos en los que ha quedado en el pasado la lealtad a los principios que se enarbolan al pertenecer a un partido político, ¿qué futuro es el que les espera a los votantes que se encontrarán con una boleta en la que abundarán nombres de vivales que buscan el poder por el poder y, por supuesto, seguir viviendo del erario?

Y mientras unos expriistas se visten de azul para buscar las diputaciones federales uno y dos, resultó que Javier Osante Solís, otro de los extricolores que hasta hace unos meses sonaba para ser el abanderado por este último distrito, siguiendo la línea que tiró su pareja sentimental, Ivonne Ortega Pacheco, ahora lo hará pero representando a Movimiento Ciudadano, partido que presume ser una alternativa frente al pasado de los partidos de siempre y que alinea en sus filas a figuras de activismo social. ¡Pura demagogia!

Lo cierto es que la “ametralladora” Osante, a quien se le conoce de esta manera en los medios por la dificultad que tiene para hablar y expresar sus ideas, ha tenido una trayectoria política gris, en la que mucho ha tenido que ver el hecho de contar con el apoyo de Ortega Pacheco, pues de ser presidente de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Ingeniería, pasó a ser secretario de la Juventud y luego de manera plurinominal ocupó una curul en la LIX legislatura del Congreso local, precisamente en tiempos en los que su ahora novia era la gobernadora del Estado.

Entonces, en una entrevista que concedió a un medio local, Osante Solís, quien luego también sin logros importantes ocupó la titularidad del Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), dijo que desde niño soñaba con ser político, que se veía como diputado y senador, y también afirmaba que entre sus valores se encontraba la disciplina y ser agradecido, afirmaciones que se hicieron polvo con su renuncia al partido, en el que su único mérito es ser cercano a Ortega Pacheco.

Es decir, en tiempos en los que tenían a su favor el aparato gubernamental escaló varios puestos y ahora, sin vergüenza alguna, afirmó que se fue del PRI porque le cortaron sus aspiraciones y cerraron el paso para la construcción de un proyecto político.

Queda claro que a este político advenedizo no le interesa con este cambio de camiseta apoyar a la ciudadanía, sino sus intereses políticos personales. ¿Y estas son las figuras de activismo político que traerán un cambio para Yucatán?

¿Qué oferta política puede ofrecer un tipo que se mueve como títere, cuyos hilos maneja su pareja sentimental que lo lleva de la mano y lo protege tras sus faldas para seguir enriqueciéndose del erario y tal vez en un futuro tratar de llevarlo a la gubernatura?

Una muestra de la “lealtad inquebrantable” nos la dio Osante Solís en aquella entrevista, realizada a mediados de junio de 2016, quien se decía feliz con su novia, al grado que hasta suspiraba cuando hablaba se ella… “es la buena”, decía y ahora resultó que ya es cosa del pasado, pues en su corazón o en sus intereses está la figura de Ivonne Ortega, que se dice tiene entre sus objetivos debilitar al PRI para luego negociar candidaturas. Volvemos a lo mismo, ¿y dónde queda ese interés que dicen tener para ayudar a la gente del pueblo, a los de a pie?

Aquí no hay más interés que buscar votos para Movimiento Ciudadano y que puedan lograrse mejores condiciones para negociar prevendas, de esto hay conciencia plena por buena parte de la ciudadanía que cuenta con cultura política y a quienes ya no se les puede vender espejitos como antaño.

Para muestra, en una revisión de las redes sociales se observa que no bajan a estos personajes de parásitos que viven de los impuestos que paga el pueblo.

“Si tuviera futuro como político no necesitaría de madrina para demostrarlo, sería por mérito propio”, se puede leer en uno de los comentarios a la publicación de Facebook en donde se da a conocer que Osante Solís se inscribió como precandidato a la diputación federal 2, donde por cierto, los progreseños ya están hartos de que les impongan a meridanos para ser candidatos y después sus representantes.

Texto: Manuel Pool Moguel

Fotos: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *