Pandemia impide la Feria de la Naranja

La crisis sanitaria por el coronavirus imposibilita la celebración de esta magna fiesta, en la que se promociona la producción cítrica

OXKUTZCAB.- Por primera ocasión no se realizará la icónica Feria de la Naranja, esto debido a la pandemia del coronavirus COVID-19 que afecta a todo el mundo.

Con el paso del tiempo el concepto del magno evento ha ido cambiando. En el año 1985, el entonces alcalde de Oxkutzcab, Héctor Doroteo López Contreras, conocido también como Tito López (Q.E.P.D.), tuvo la idea de organizar la primera feria de la naranja para que se diera a conocer lo que en Oxkutzcab se estaba produciendo.

Como se sabe, el municipio es pionero en el cultivo de las primeras plantaciones de naranja dulce, así como de otros cítricos.

INICIO DE LA ACTIVIDAD

Los precursores de esta actividad en el municipio fueron Moisés Vázquez Vega y Genaro Rodríguez, quienes iniciaron sembrando diversas variedades de naranja y otros cítricos.

Por su parte, la primera unidad de riego en Oxkutzcab inició en el año 1939, y fue financiada por el General Lázaro Cárdenas, cuando era presidente de la República.

Tiempo después, la producción de la naranja dulce fue impulsada por el Gobierno Federal a través del programa denominado Plan Chac, iniciado en el año 1964, el cual para su tiempo fue un innovador sistema de irrigación en el que se perforaron pozos profundos, se realizó la instalación de suministro de energía eléctrica, canales de distribución, piletas de almacenamiento y sistema de rebombeo en parcelas de 3 hectáreas.

Dicho programa abarcó varios municipios del sur del estado, entre ellos Oxkutzcab, que se posiciona entre los de mayor producción citrícola.

LA FERIA

En la primera Feria de la Naranja, organizada por Tito López hace 36 años, la reina del evento fue Inés Góngora y se contó como invitado especial el que fungía como gobernador del estado, Víctor Cervera Pacheco.

En sus inicios, el mercado y el parque principal fueron los lugares en donde se realizaban las exhibiciones de las unidades de riego; posteriormente se trasladó a la central de abastos.

Sin embargo, con la primera administración de Raúl Romero Chel inició el nuevo concepto de megaestructuras, como un parque temático en el que se ha representado la arqueología maya de lugares emblemáticos como Labná, Sayil o el templo del Adivino de Uxmal, decorados con varias toneladas de cítricos e iluminados, lo que lo hace algo único.

También se estableció el concurso de la naranja dulce y la realización de una vaquería en la inauguración, donde participan los representantes de las más de 120 unidades de riego; no obstante, este año no se realizó debido a la pandemia por el coronavirus.

Texto y foto: Bernardino Paz Celis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *