Pandemia y baja captura no detienen a las pulperitas

Con el inicio de la temporada de captura del molusco, estas personas salen a las avenidas más importantes de la ciudad a vender el producto.

Una de las tradiciones culinarias de toda la Península de Yucatán, pero especialmente de Campeche, es el pulpo y al iniciar la temporada de captura aparecen en las calles las llamadas “pulperitas”, quienes originalmente eran esposas o familiares de los pescadores, que se dedican a vender el molusco ya cocido, listo para prepararse.

Este año no es la excepción y aunque la captura está baja, las pulperitas cuecen el molusco y lo ofrecen entre 50 y 100 pesos la pieza, según el tamaño, dicen que hay hasta de 200 peros pero son muy escasos, pues la mayoría son de talla mediana a causa de la depredación que ha habido todo este año.

Las pulperitas ocupan algunas de las avenidas más importantes de la ciudad para ofrecer su producto, también venden manitas de cangrejo y algunas hasta cócteles, pues el caso es superar la crisis económica agudizada por la pandemia.

Por otra parte, y por tercer día consecutivo, los pescadores decidieron no salir a capturar el pulpo; en el caso del Muelle de Camino Real, solo fueron unas tres lanchas las que se aventuraron en alta mar con la esperanza de localizar algún sitio donde se esté refugiado el cefalópodo para esparcir la voz y que pueda salir toda la flota ribereña.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *