¿Para qué quiero bajar de peso?… ¡De nuevo!

Me siento muy contento y así elijo estar. Este es un gran día y así es para mí. Por esta razón, agradezco nuevamente la oportunidad de compartir algo que te podrá ser de provecho en tu vida, así como es en la mía.

Seguramente hoy estás emocionado y contento con este nuevo año. Ya tienes un año completo para cumplir tus nuevas metas. Te sientes contento y agradecido por tus logros pasados, pero siempre hay algo que año con año vuelves a decir: “este año sí lo voy a cumplir”. Eso es una poderosa y magnifica declaración. Sin embargo, que sucede que continuamente caes en cuenta que una vez más no cumpliste lo que te prometiste.

A mí me gustaría que este año puedas lograr todos tus propósitos para este 2016. Para esto, me gustaría que te preguntes a ti mismo: ¿Para qué quieres lograr eso que te propones? Atención, esto es para cada propósito que te hagas. Muchas de las cosas que no se logran son porque no se tiene un propósito claro para el cual hacer un esfuerzo extraordinario para cumplir una meta. Por ejemplo, si elijes bajar de peso, pregúntate PARA QUÉ ¿Cuál es la finalidad de lograrlo? Estoy seguro que si dices algo cómo: “para verme mejor”, “para que me quede mi ropa”, “para estar flaco(a)”, “porque el año pasado no lo hice”, etc. Entonces, con seguridad puedo decirte que no lo lograrás. No es porque no crea en ti o en tu capacidad de lograr tus metas, sino que lo que te motiva para llevarlo a cabo no tiene una característica que cualquier meta debe tener: PASIÓN.

Cuando te preguntes para qué quieres lograr una meta en específico, analiza tu respuesta, ¿te satisface? Si no, de la respuesta que te hayas dado vuélvete a preguntar para qué de esa respuesta. Por ejemplo, si tu primera respuesta es que te vuelva a quedar tu ropa de nuevo, entonces pregúntate PARA QUÉ quieres que te quede otra vez. Así, las veces que sea necesario hasta que tengas una razón poderosa. Una razón que te llene, que al decirlo sientas que tu corazón late con más fuerza. Que tu respuesta te haga sentirte con energía y vitalidad. En ese momento sabrás que tu PARA QUÉ es poderoso y lleva la pasión que te ayudará a que logres tu propósito.

Tener un PARA QUÉ poderoso, o una pasión por la cual cumplir tus metas, equivale a tener el combustible necesario para lograr lo que te propones. Esto lo debes de tener siempre presente, te sugiero que escribas tu propósito de este año y el PARA QUÉ en un lugar donde lo puedas ver constantemente. De esta manera no se te olvidará el “para qué” lo estás haciendo y eso te tendrá motivado(a). Si no, sólo sería un propósito sin sentido y te verás un año más tirando la toalla y olvidándote que un día te prometiste cumplir con tu palabra.

Así como en la vida personal, también en tu trabajo o en tu negocio puedes aplicar esto, y no sólo cada principio de año, sino en cualquier momento que te propongas lograr algo, revisa dentro de ti el PARA QUÉ, la pasión, el combustible necesario que te llevará a lograr lo que te propongas.

Tú tienes el poder de controlar tu vida… ¡Úsalo!

Luis E. Roche

Coach

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *