Para recordar al comer tacos

Por Alejandro Fitzmaurice

En la tierra del racismo y la discriminación —que la somos— es indiscutible que hay que seguir generando un discurso indigenista que exhorte a devolver a los auténticos oriundos de este país el sitio que jamás debieron perder.

Sin embargo, advertencias como la de la senadora Jesusa Rodríguez, quien afirmó que comer tacos de carnitas es celebrar la caída de Tenochtitlán, parecen más una puntada y difícilmente son el tipo de reflexiones que realmente se necesitan.

A todas éstas —por si se quedó con la duda— el historiador Federico Navarrete, entrevistado por la sección Verne de El País, argumenta que, aunque la crónica de Díaz del Castillo afirma que se llevó a cabo un banquete con cerdos traídos de Cuba, eso no necesariamente implicó que se desmenuzara cerdo para comerlo con tortillas mexicas.

Como quiera, parece inútil desgastarnos en discusiones inocuas. Dudo mucho que alguien goce de placer por la muerte de la vieja Tenochtitlán, y mucho más que lo haga mientras le entra parejo a un taco de surtido.

Así, es ocioso querer culparnos de dos actos que no relacionamos ni siquiera de manera remota, pero sobre todo, de los que no somos responsables.

En el reclamo de Jesusa, persiste acaso la necesidad de dividir el relato entre buenos y malos, como si la historia fuese una novela de absolutos.

Nadie celebra la matanza a los aztecas como nadie tampoco puede ufanarse de lo sanguinarios que fueron con otros pueblos. De lo contrario, basta recordar la rabia que llevó a los tlaxcaltecas a aliarse con perfectos desconocidos del oriente a fin de saldar cuentas con los de Tenochtitlán.

Acaso una frase, que recordé hace un momento a raíz de un artículo que leí en Proceso, debiese guiar nuestras discusiones del pasado: “No fue triunfo ni derrota, fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy”.

Está escrito en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

Eso valdría la pena recordar la próxima vez que nos echemos un pozole, tamales dulces o los más sabrosos tacos de carnitas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *