Pareja comete presunta falta a la moral en Ticul

Una familia se da cuenta de que el dúo sostenía relaciones sexuales dentro de un auto, por lo que da aviso a la policía municipal.

Trascendió que un abogado, exempleado del Ayuntamiento de Ticul y una actual funcionaria municipal presuntamente fueron retratados cuando se encontraban en el interior de un automóvil sosteniendo relaciones sexuales.

El acto sucedió el pasado domingo y se considera una falta administrativa catalogada como “faltas a la moral”.

Al parecer, ella interpuso una denuncia por difamación ante la Fiscalía General del Estado en la urbe zapatera.

De acuerdo a un testigo, una familia se dio cuenta de que una pareja sostenía relaciones sexuales en el interior de un auto, por lo que dio aviso a la policía municipal, la cual minutos después llegó y realizó la investigación.

El apasionado encuentro sucedió cerca del Hospital Materno Infantil. Una persona logró tomar fotos, que fueron difundidas en las redes sociales.

La situación ya se ha vuelto un chismerío en toda la ciudad y que ya ha trascendido las fronteras del municipio.

Hasta donde se ha podido indagar, a la funcionaria no se le ha despedido, como afirman algunos. Asimismo,  se averiguó que la empleada no se ha presentado a trabajar desde hace más de tres días, no se sabe si es por la pena o por otra situación.

Esta persona interpuso una denuncia al ver publicada su foto junto con la de su pareja pasional, de quien se sabe es una persona casada. A estas alturas ya se presume que la esposa del licenciado se ha enterado del escándalo en el que su esposo es el protagonista.

La tórrida relación pasional de esta pareja ha sido un secreto a voces en la ciudad hasta que salió a relucir cuando fueron descubiertos.

El galán ha sido empleado del ayuntamiento y fue dado de baja, la que aún se presume como empleada se desempeña como asistente en una de las direcciones de la administración municipal.

La policía investigadora ya ha iniciado el proceso de averiguación para seguir con el proceso legal de la denuncia interpuesta.

Texto: Bernardino Paz Celis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *