Ya sabe el Ayuntamiento de Mérida qué hacer con el paso deprimido  

A más de cuatro meses del cierre del paso deprimido por las inundaciones ocasionadas por las tormentas tropicales y huracanes que azotaron Yucatán, el alcalde Renán Barrera Concha dio a conocer el inicio del proyecto para elevar el nivel de los carriles inferiores y conservar los carriles superiores de la también llamada Glorieta de la Paz.

En conferencia de prensa, el presidente municipal recordó que la obra -que lleva 130 días cerrada al tránsito vehicular- presenta daños en más del 50% de su estructura, además de que sus paredes, el cárcamo y la carpeta de rodamiento están severamente afectadas y presentan cuarteaduras y filtraciones que provocan que el agua del subsuelo siga brotando.

Barrera Concha dijo que la propuesta técnica está sustentada en estudios y proyecciones hechas por el Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán y especialistas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Barrera Concha dijo que la propuesta técnica está sustentada en estudios y proyecciones hechas por el Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán y especialistas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán.

“Los expertos dedicaron el tiempo suficiente para el desarrollo de los estudios con el fin de obtener los mejores argumentos técnicos y no políticos”, argumentó el munícipe.

El alcalde adelantó que en días próximos enviará la propuesta al Cabildo para iniciar el proceso de licitación, “con la confianza de que los regidores puedan aprobar esta iniciativa y podamos avanzar para pronto reabrir la vialidad”.

“Que quede claro: Mérida continuará fomentando la colaboración ciudadana en la construcción de una ciudad donde la democracia no sea solo un concepto, sino un valor que promueva la confianza en autoridades transparentes y ciudadanos involucrados en la consolidación de nuestro equipamiento urbano”, lanzó.

“Somos una ciudad construida con un modelo de gobernanza que privilegia la participación de la ciudadanía, que establece puntos de encuentro e intercambio de opiniones y que busca acuerdos aún en las diferencias de opiniones”, agregó.

“Agradezco el acompañamiento y respaldo como instituciones serias, calificadas, responsables y comprometidas con la ciudad en la toma de decisiones, con propuestas y escenarios claros para dar solución definitiva a la estructura del paso deprimido, obra de carácter vial que tiene impacto directo en la ciudadanía por lo que valoramos las aportaciones de los especialistas”, dijo.

“A los meridanos les agradezco su comprensión por el tiempo que nos ha llevado la promoción de consensos en la búsqueda de las mejores soluciones de esta condición estructural que se recrudeció con el paso de las tormentas tropicales que impactaron a Mérida el año pasado, pero que nos permite aún bajo estas circunstancias, impulsar una cultura de corresponsabilidad social”, añadió.

“Tengan la plena seguridad que en ningún momento hemos dejado de actuar con responsabilidad y compromiso para devolver las condiciones técnicas y de seguridad necesarias para la reapertura de esta obra”, concluyó Barrera Concha.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *