Periodismo y tecnología, el futuro

El camino de los medios de comunicación está en las nuevas herramientas y en proporcionar maneras creativas de informar a la sociedad, destacan especialistas

Con la explosión de las redes sociales como vía para exponer los hechos noticiosos, uno de los retos que tiene por delante el periodismo es recuperar la confianza de los lectores, incluidos los jóvenes, pues en internet abundan las noticias falsas que, por la inmediatez y el lenguaje que utilizan, consiguen más penetración que las verdaderas.

Además, ya había muchos medios de comunicación o periodistas independientes que utilizaban la tecnología para difundir noticias, pero la pandemia ha obligado a todos, hasta los periódicos más modestos, “a subirse a esos barcos” para no quedarse fuera del mercado y seguir teniendo lectores.

En el marco del aniversario 11 de Peninsular Punto Medio, los catedráticos de la Universidad Anáhuac Mayab, el Mtro. en Comunicación Carlos Manuel Hornelas Pineda y el Dr. en Comunicación Carlos Gaspar Pérez Várguez elaboraron una radiografía de lo que vivimos en el periodismo y de lo que viene, partiendo que es una necesidad de la sociedad, “pues el periodismo es la puerta a todos los otros derechos humanos”.

La tecnología, el camino

En la charla con los especialistas quedó claro que la tecnología es el camino que se debe tomar para realizar el gran trabajo de comunicar noticias, es decir, se trata de aprovechar todos los mecanismos tecnológicos para entrevistar a servidores públicos, políticos y diversas fuentes, así como para investigar en los “bancos de datos”.

Hornelas Pineda, un todo terreno en la docencia en materia de comunicación, considera que hay que reforzar el contenido en las historias del periodismo, pese a que, como ahora, los reporteros no pueden salir a la calle en busca de la “materia prima”, la noticia.

“Por una parte, los mismos reporteros o periodistas han tenido que ingeniárselas para tratar de hacerse de información, de compilar lo más adecuado, con lo que la gente necesita saber, y manejarlo de otra manera a la audiencia”, dijo.

En ese sentido, señaló: “cada vez usamos más tecnología, cada vez nosotros como periodistas tenemos que tener una mayor capacitación en el manejo de la información, de las plataformas, descifrar la información, y eso hace que el periodismo de alguna manera evolucione, ya ahora no pueden ir directamente a la redacción a entregar la nota, a escribirla, ahora hay que enviar la nota, entrevistar en línea, pero también el hecho que haya más tecnología representa una oportunidad para que hagamos un periodismo cada vez más confiable, porque la gente ha perdido esa confiabilidad que le tenía al periodismo, a los medios tradicionales, y empezó a volcar más a las redes sociales”, afirmó.

Detalló que estamos viendo que en las redes sociales muchas veces hay personas que, a fin de perseguir ganancias, poder e influencia, promueven informaciones que en la mayoría de las ocasiones no son veraces o confirmadas.

“Por eso el periodismo tiene la oportunidad de regresar a ese lugar que lo teníamos antes: de conducir la opinión pública, de ser un marco interpretativo de la realidad, de darle el peso concreto a los hechos”, recalcó.

Partiendo de que la mayoría de la gente está en las redes sociales, muchas personas pueden subir cualquier cosa y de repente sale un contenido que no necesariamente es fiable, pero sí viral. Es decir, hay muchas noticias falsas, muchas fake news.

“La gente no se da la tarea de hacer una investigación, como lo hace un reportero o un periodista y de preguntar a alguien que está declarando algo. La gente muchas veces retuitea la noticia, o le da like, sin ir más a fondo, lo que provoca que una noticia falsa pueda tener mayor éxito que la verdadera”, aseguró.

Ahora, destacó nuestro entrevistado, las redes sociales están intoxicándose de esas malas prácticas, que puede ser la promoción de ciertas causas políticas y activistas, más que tener una opinión informada, de acercamiento con la realidad.

Pensamiento crítico

Como periodistas, mencionó Hornelas Pineda, lo mejor que podemos hacer es tener un pensamiento crítico a toda prueba, tratar de exigir la responsabilidad y de garantizar nuestro derecho a la información, por una parte, y por otra parte empezar a desarrollar las evidencias de lo que vamos a informar.

Por eso recomendó efectuar un estudio sobre cuáles son las fuentes adecuadas para conseguir la información.

-Un segundo elemento es que estos informantes calificados puedan pasar esta prueba de la autenticidad de su discurso, de información, de cómo la presentan y qué interés tienen para que se dé a conocer, porque a veces nosotros terminamos haciendo el trabajo a alguien más. En esto de la comunicación te dan información y tú dices que te hacen la tarea, pero no, es que alguien le quiere pegar a alguien más y tú vas de camellito. Saber cuáles son los objetivos que tienen todos estos emisores que tratan de hacer llegar su mensaje a la audiencia -expresó.

“En el caso de nosotros los profesionales, tenemos un reto mayor, uno el manejo de nuevos medios, todo el tiempo están cambiando, hay que adaptarse, incluido en la tecnología, ahora todavía escribimos en un medio impreso, pero a lo mejor ya mañana tenemos que salir con un dron para transmitir, grabar en 360 grados, hasta por inteligencia artificial”, detalló.

El catedrático finalmente señaló que otro de los retos importantes es tratar de aumentar la remuneración por la labor que llevan a cabo los periodistas.

“Nuestra labor no se ve reconocida, pues uno de los grandes problemas del periodismo es su financiamiento, como tenemos acceso a mucha información gratuita, pensamos que el periodismo es gratuito y no es así. Tenemos que darle a las personas la información que necesitan porque es su derecho, el periodismo es la puerta al conocimiento del resto de los derechos humanos, por eso es importante lo que hacemos y se debe de pagar bien”, concluyó.

Retos en todos los sectores

Por su parte, el Dr. en Comunicación, Carlos Gaspar Pérez Várguez, dijo que los retos son para todos los sectores y profesiones, no solo en el periodismo.

“La parte de las tecnologías es uno de ellos, el que nunca se subió al barco de la tecnología lo ve difícil en estos momentos, pero el que lo hizo ya lo ve más confiable; vemos gente que ya estaba en multimedia, en redes sociales se le hizo sencillo, pero es un reto para los que nunca se subieron”, expresó.

“El segundo reto que veo es la parte de trabajar en casa, varios medios y personas que veo en radio o tv transmiten desde su casa, el comedor es la estación de radio y la oficina. El periodismo de investigación y reportaje necesita salir a la calle, entrevistar a la fuente, pero ahora lo tiene que hacer desde su casa”, indicó.

Señaló que el periodista de hoy tiene que tener una red de información, como son las agendas de su fuente y números telefónicos.

“Eso es oro para el periodista, pero también deben usar las plataformas, las de comunicación y las de búsqueda de información”, recalcó.

A ello, agregó Pérez Várguez, hay que sumar otros retos: uno de ellos es la desinformación, las fake news, todo mundo se volvió experto en COVID-19, Andrés Manuel López Obrador, todo mundo opina, pero no analizan.

“Si te das cuenta todo mundo opina hoy por el COVID-19, de vacunas, de medicinas, médicos, de tómate esto, tómate aquello, principalmente en las redes sociales. En ese sentido, nosotros en los medios analizamos antes de difundir algo, de compartir, comprendemos, pero cuántos habrá que no”, cuestionó.

¿Cómo deben ser los periodistas de ahora?

“Yo creo que deben hacer periodismo a través de diversas plataformas, que sean multitareas. Antes estaba el reportero, el fotógrafo, el que tomaba el video, pero ahora no, los periodistas hacen todo eso y, lo peor, le pagan un solo sueldo”, advirtió.

Pero también se mantiene la idea de que el periodista debe saber de todo, pero ya se empieza a hablar que el periodista debe estar especializado en una o más plataformas, para que expongan su material.

“El oro de un periodista es una base de datos, conocimientos, cuestiones básicas y trascendentales, eso debe tener un periodista, que no deben de perder la esencia, los contactos y formas, hay que seguir, pero tienen que adaptarse”, finalizó.

Texto: Esteban Cruz Obando
Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *