Pacientes con trastorno bipolar, olvidados por la pandemia

La depresión, ideas suicidas y pérdida del empleo se incrementan en personas que padecen esta enfermedad en tiempos de COVID-19

La pandemia de COVID-19, que desde  hace más de un año está presente, ha impactado seriamente a la población mexicana, específicamente a la salud mental de los que se contagiaron y de quienes temen contraerla.

En el caso concreto de las personas que padecen trastorno bipolar, enfermedad crónica que puede ocasionar graves dificultades en el funcionamiento familiar, social y laboral de las personas, los síntomas depresivos se incrementan con el COVID-19, al grado que pacientes como Ana, de 28 años de edad, a quien nada le gusta, nada le apetece y que perdió la energía, están desarrollando una idea suicida “más fuerte que nunca”.

Así lo señaló el especialista en psiquiatría y ex presidente de la Sociedad Internacional de Trastornos Bipolares, Manuel Sánchez de Carmona, quien en el marco de una conferencia virtual previo al Día del Trastorno Bipolar que se celebrará el 30 de marzo, explicó que el coronavirus genera una inflamación en todo el cuerpo y al tocar el cerebro también genera este proceso inflamatorio, el cual da como resultado un aumento en síntomas como la depresión en el caso de Ana, que padece trastorno bipolar tipo 2, el cual se caracteriza por ser más depresivo.

En otro ejemplo, el Dr. Sánchez citó el caso de Miguel, un joven de 27 años que padece trastorno bipolar tipo 1, que se caracteriza por episodios de manía; el paciente duerme poco pero tiene tanta energía que quiere hacer todas las cosas, lo que representa un riesgo muy grande para su familia debido a que no sigue los lineamientos para COVID-19, sale sin cubrebocas y no se lava las manos, lo que resultó en que ahora está infectado.

“Él representa a las personas con trastorno bipolar que tiene alteraciones en su juicio, la manía hace que la persona transitoriamente no pueda decidir bien y toma decisiones que pueden poner en riesgo su vida y la de los demás”, detalló.

Al respecto recordó que por esta manera de actuar, durante la pandemia, un 60 por ciento de los pacientes de trastorno bipolar han perdido sus empleos ya sea porque faltaron mucho derivado de la depresión o en medio de una manía incurrieron en una acción de terminó en su despido.

“Los pacientes de esta enfermedad necesitan estar en la primera fila para recibir la vacuna y prevenir la infección, al igual que los adultos mayores y personas con alguna comorbilidad, pero no son tomados en cuenta, por ello son los olvidados durante la pandemia del COVID-19”, recalcó.

Por ello hizo un llamado a sumar esfuerzos en favor del diagnóstico y atención de los pacientes de esta enfermedad.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *