Personas que adoptan animales exóticos los están extinguiendo

Con un llamado a preservar y cuidar a las especies animales de nuestro hábitat, conservacionistas y activistas protectores de nuestra fauna, celebraron el Día Mundial de los Animales.

Enrique Valdez Escobedo, quien dirige la agrupación de protección a la zarigueya, señaló que es vital cuidar y dar el debido espacio a los animales.

El Día Mundial de los Animales se inició en Estados Unidos en 1929 y ha sido una meta de ambientalistas y protectores del medio ambiente llevar un mensaje de reflexión sobre el valor y derechos de los animales.

De esta manera, la Organización de Naciones Unidas declaró el 15 de octubre de 1978, los derechos que poseen las especies de flora y fauna de nuestro planeta.

Sobre este tema, Valdez Novelo, estudiante de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Yucatán, destacó que, si bien hay modas, hay momentos en el que el ser humano intenta domesticar a ciertas especies, es poco menos que imposible que algunas de ellas respondan a esta condición, porque la domesticación de un animal puede tener un proceso de miles o millones de años para su adaptación y convivencia con el ser humano.

Explicó que México es considerado uno de los cinco países más mega diversos, pero la sociedad no ha tomado la debida responsabilidad de preservar y cuidar estas especies.

Muchas veces el crecimiento de zonas urbanas, otras más la falta de legislación ha permitido que muchos animales sean sacrificados, abandonados o cazados hasta su extinción.

Apuntó que, la población debe saber identificar el daño que puede ocasionar al invadir las zonas naturales o hábitats de las especies y tener la capacidad de respetar estos espacios, para el desarrollo y permanencia tanto de la flora, como de la fauna que se interrelacionándose en su capacidad mantener una permanencia equilibrada de estas especies.

En Yucatán, se ha sobre explotado a un escarabajo que conocemos como el maquech, que ahora solo se encuentra en un municipio del centro del estado, ya que se ha reducido su hábitat al mínimo.

Otras especies también están en peligro, como el jaguar, el mono araña, el mono aullador, reptiles y aves que se venden en los mercados y que pierden su espacio vital debido a una moda o costumbre social.

Abundó que otra especie amenazada es la zarigüeya, incluso, en el organismo que dirige recibe hasta 30 llamados para atender animalitos que han sido encontrados o abandonados, acorralados por perros o gatos que los depredan.

Otras especies que también reclaman atención son el coatí, el armadillo, zorro, tortugas, murciélagos, el pájaro Thó, “la matraca”, el colibrí cola de vida, por señalar especies endémicas que han sido muy atacadas.

Dijo que urge una legislación más acorde, con mayor determinación para que los ciudadanos tengan una mayor capacidad de actuar para atender y cuidar a las especies, pero también de responsabilidad y las sanciones, porque se mantiene el tráfico de especies, la venta ilegal de animales y al final el abandono de estas especies, porque reclaman una calidad de vida en espacios urbanos que tendrían que darse en espacios silvestres.

Recalcó que, la conciencia y el valor de la sociedad debe ser cada día más puntual en la atención de este tipo de problemas, ya que ahora por moda se busca adoptar cerdos, coatís, loros y otras especies que deben de vivir una vida silvestre y no urbano.

“Hoy vemos muchos animales que son abandonados y acaban en zoológicos, pero es notorio que estos lugares no tienen el presupuesto para darle una alimentación adecuada y la calidad de vida que requieren en su entorno natural”, comentó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *