Pide SHCP frenar la ordeña fiscal contra Pemex

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, pidió a senadores considerar los cambios contenidos en el Paquete Fiscal 2020 que darán más recursos para dejar de ordeñar a Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Para que a Pemex lo podamos seguir apoyando, sin que lo sigamos ordeñando, vamos a tener que recaudar más”, advirtió durante su comparecencia ante el pleno del Senado de la República.

Herrera acudió a la Cámara Alta para la glosa del Primer Informe de Gobierno y para explicar el Paquete Económico 2020, sobre el cual aclaró que más que rondas petroleras, se impulsarán los Contratos Integrales de Exploración y Producción, conocidos como CSIEE, para que privados participen en las licitaciones.

“Lo que se va a reactivar de entrada son los CSIEE, que son contratos muy parecidos a las APP (asociaciones público-privadas) en los que hay un componente de riesgo, pero hay un componente mayor de renta”, adelantó.

Dijo que así Pemex tendrá que definir si después de los CSIEEs habrá algún otro contrato.

Señaló que uno de los motivos por los cuales Pemex no invertía era por la gran carga de impuestos que pagaba al gobierno federal en ausencia de ingresos tributarios.

“La estábamos ordeñando, exprimiendo en demasía, y eso tuvo un costo para el país”, ponderó.

Destacó que el apoyo financiero que le han dado hasta este momento a la empresa petrolera por 18 mil millones de dólares le dan un gran respiro. Ello, a través de diversas operaciones financieras para que pudiera enfrentar compromisos hasta 2024, detalló el secretario de Hacienda.

Lo importante, aseguró, es que la deuda de Pemex que se recibió en niveles de 107 mil millones de dólares, pero que fue creciendo de manera relevante desde 2012, cuando totalizaba 50 mil millones de dólares, ya se logró reducir a 102 mil millones de dólares.

“Bajar la deuda 5 mil millones de dólares son más de 100 mil millones de pesos, no es cualquier cosa”, recalcó Herrera.

Calificadora en apuros. Para dimensionar la situación en que se encontraba Pemex, pidió a los senadores hacer un ejercicio tal como lo hace Hacienda con las calificadoras. “Piensen en una empresa que pierde 30% de sus ingresos, y que en el mismo proceso, aumenta en más del doble su deuda”, planteó.

“¿Qué es lo que pasaría con la calificación?”, cuestionó, para de inmediato responder: “Simplemente, perdería el grado crediticio”.

Sin mencionar su nombre, platicó cómo fue que una de las calificadoras se metió en un “brete”. Explicó que estas agencias de valuación de riesgo tienen ciclos muy específicos en los que revisan el riesgo soberano de un país y de las empresas.

“Pero un poco lo que las calificadoras sentían en ese momento, cuando el candidato López Obrador traía más de 15-18 puntos por arriba [en las encuestas], es que si ellos le bajaban la calificación, se iba a interpretar como una opinión sobre el proceso electoral y decidieron esperar; esa (Fitch Ratings) fue la que la bajó en enero”, relató. Enfatizó que esa decisión la tenían que haber tomado antes, matizó.

Texto y foto: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *