Piden apoyo de la sociedad para que Max pueda volver a escuchar

Stephany Rivera Flores pidió el apoyo de la sociedad y las autoridades para poder recaudar 600 mil pesos, para que puedan operar de un implante coclear a su hijo Max, de tanto 2 años y 5 meses edad, para que pueda volver a escuchar.

La joven, quien es madre soltera, y que ha sacado adelante a su pequeño, relató que cuando el menor tenía 5 meses, se le presentó una neuro infección, que lo dejó en terapia intensiva durante un mes, además de secuelas como un retraso psicomotor, que ha originado que se le dificulte caminar.

Aunado a ello, hace 9 meses fue diagnosticado con hipoacusia bilateral profunda en ambos oídos, sin embargo, gracias a una tía que hizo un préstamo de 50 mil pesos, el cual aún están pagando, le pudo comprar unos implantes auditivos, pero no han visto mejoría.

“Muchos médicos, terapeutas y otros especialistas me comentaron que la mejor opción sería el implante coclear, sin embargo, el IMSS no cubre esta cirugía, y en INSABI tampoco, pues a pesar de que antes tenían campañas y convenios con algunas asociaciones, estas han disminuido por la pandemia” manifestó.

Dijo que actualmente el menor acude a la Asociación Elda Peniche Larrea, que tiene el programa “Gracias por escuchar” por lo que gracias a ellos se pudo contactar a dos empresas que manejan estos implantes, que se han unido a esta causa y han bajado en un 40% el precio de este dispositivo electrónico que tiene un costo de 600 mil pesos.

“Por lo general cada implante puede tener un valor de 300 hasta los 500 mil pesos, por lo que queremos aprovechar esta oportunidad, para poder recaudar estos recursos, y que Max pueda volver a escuchar y con ello mejorar su calidad de vida” detalló.

Comentó que este monto contempla la operación, el implante, los estudios preoperatorios, 1 año de terapia y calibraciones de ajustes de equipo, que normalmente rebasarían el millón de pesos.
“La meta es llegar a los 600 mil antes de que termine el año, por lo que hemos estado realizando diversas actividades para poder recaudar recursos, pues Max merece una oportunidad de poder hacer su vida normal, y no con limitaciones” expuso la afligida madre.

La joven, reconoció que este proceso ha sido difícil, no sólo para ella, sino para el pequeño, ya que se le dificulta comunicarse, por lo que le han estado ensañando lenguaje de señas. “Me parte el corazón ver a mi hijo así, pues no me imagino la desesperación que debe sentir al no poder escuchar y comunicarse” subrayó.

“Actualmente estamos organizando una rifa de 1 noche en el Hotel Boutique Casa Lucia, que incluye además una cena para dos personas, con una selección especial del chef, del Restaurante Soberana que se ubica en este lugar. El boleto tiene un costo de 300 pesos, y son 100 boletos que se van a rifar el próximo 1 de julio” afirmó.

La entrevistada resaltó que, debido a su situación económica, además de trabajar en un hotel, ha emprendido un negocio de venta de bolis, además de que cocina pasteles para perros, además de la venta de café.
Aprovechó para dar a conocer que están planeando un evento, con jóvenes talento, para poder recaudar fondos para esta cirugía, por lo que invito a los interesados en participar, a que se contacten con ella al número 9991-74-02-07.

No obstante, para los interesados en hacer algún donativo, lo pueden hacer a la cuenta de Bancomer 1548521537 al número de tarjeta 4152 313786937966, pues apenas han logrado juntar 5 mil pesos.

Texto y foto: Georgina Bacelis.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *