Combate doña Ana María contra tumor maligno

Debido a la pandemia se le suspenden las quimioterapias y esto propicia que el tumor crezca más

Ana María Basulto Tec pide apoyo de las autoridades para que pueda continuar con su tratamiento en contra de un tumor maligno que tiene en el rostro, ya que, debido a la pandemia, le suspendieron este servicio que recibía en el Hospital Agustín O ‘Horán.

La afectada comentó que este tumor ha crecido en gran magnitud, lo que ha ocasionado que se le deforme el rostro, y le cueste respirar, incluso ha perdido la vista en uno de sus ojos, por lo que su salud cada día se complica aún más.

Actualmente vive con su mamá y su hermano, sin embargo, ella se ha tenido que valer por sí misma, pues no cuenta con el apoyo de su familia, pues su madre es una persona de la tercera edad.

La mujer está a la deriva, ya que a pesar de que se ha complicado su estado de salud, nadie la ha podido llevar al hospital para que continué con su tratamiento, pues únicamente está pendiente de ella una vecina, quien es la que dio a conocer este caso.

Además de su complicada situación de salud, María ha sido víctima de los malos tratos de su hermano, quien hace poco se pasó a vivir con ella y con su mamá, pues constantemente sufre maltrato por parte de su consanguíneo.

Los vecinos la han apodado como “la hija del diablo” a raíz de la deformación que tiene en el rostro, lo que ha ocasionado que se deprima, deteriorando aún más no solo su salud física, sino también mental.

La familia vive en condiciones de extrema pobreza, es por ello que su vecina Silvia del Rosario Cepedia Heredia denunció este caso, para que las autoridades tomen cartas en el asunto, pues el estado de salud de la mujer de 48 años es grave.

Cepedia Heredia confía en que se le dé seguimiento a esta historia, por lo que espera que no sea demasiado tarde para que su vecina pueda recibir ayuda, y salir adelante de la enfermedad.

Para los interesados en apoyar a la mujer, pueden contactarse con Silvia al 9997-46-31-55.

Texto: Georgina Bacelis

Fotos: Georgina Bacelis / Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *