Piden no politizar la aplicación de la vacuna anticovid-19

Pega duro el coronavirus a pensionados y jubilados del ISSSTE 

El presidente en Yucatán de la Federación de Jubilados y Pensionados del Issste, José Guadalupe Villagómez Morales, hizo un llamado a no politizar la aplicación de la vacuna contra el COVID-19, ya que es un tema de derecho a la salud y el interés de toda la ciudadanía es estar bien.

En medio del repunte de contagios y de cara a las elecciones intermedias de este año, algunos partidos políticos han tomado como bandera el tema de las vacunas, y mientras la dirigencia de Morena y sus legisladores presumen que su llegada ocurrió gracias al Gobierno de la Cuarta Transformación, la oposición pide que no se dé un manejo centralista y electorero a la aplicación del biológico, que está a cargo de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como de dejar de monopolizar las dosis, pidiendo que los estados y municipios sean incluidos en el proceso de aplicación, que afirman es lento, ineficiente, claramente político y que se presta a la manipulación.

Y por si fuera poco, ante la psicosis y temor por la aparición de la nueva cepa que especialistas advierten es más peligrosa porque es capaz de ocasionar contagios con mayor rapidez, el partido en el poder, Morena, presenta en televisión abierta spots en los que anuncia que donará la mitad de su presupuesto en este 2021, alrededor de mil millones de pesos, para la compra de vacunas y así apoyar a la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador y garantizar, alegan, el derecho a la salud de los mexicanos.

En el marco de una rueda de prensa en la que a nombre de sus compañeros solicitó un aumento en el monto de prestaciones, el dirigente Villagómez Morales reportó que desde que inició la pandemia, 540 de sus afiliados se infectaron de COVID-19.

“Solo 12 o 15 fallecieron, por lo que es fabuloso el anuncio de que pronto se va a aplicar la vacuna a las personas de la tercera edad”, expresó, y aseguró que existe un gran interés entre sus compañeros de recibir la aplicación de las dosis correspondientes.

A nivel estatal, la Federación de Jubilados y Pensionados del Issste cuenta con 5 mil 800 integrantes, de los cuales un 75 por ciento ha manifestado estar dispuesto a vacunarse, esto en medio de voces que afirman que el inmunizante puede traer efectos negativos a quien lo recibe.

“Esperamos a que se nos indique cuándo nos la aplicarán, consideramos que es una garantía para volver poco a poco a la normalidad, sin descuidar las medidas preventivas como lavarse las manos, usar el cubrebocas y la sana distancia a la que ya nos acostumbramos”, mencionó.

Asimismo destacó que sus compañeros pensionados y jubilados, ante el riesgo que implica el contagiarse, en estos momentos son objeto de muchos cuidados por parte de sus familiares.

“Ya no les permiten salir a comprar, visitar a sus compañeros ni tampoco acudir a platicar en su local social”, explicó el dirigente durante la rueda de prensa, en la que se informó de los avances que ha tenido su gestión ante el Gobierno Federal para que se aumente el monto de las prestaciones correspondientes al bono de despensa y a la previsión social múltiple, que desde 1992 no han tenido cambios.

“Nos siguen pagando desde entonces 100 pesos y 120 por los conceptos 02 y 03 respectivamente y nosotros hemos solicitado al Gobierno Federal que se aumente a 350 pesos”, indicó Villagómez Morales, quien recordó que desde junio del año pasado envió un correo electrónico dirigido a la Federación, por lo que en noviembre fue citado en Palacio Nacional, donde se entregó el oficio correspondiente.

“A la fecha nos han informado que el tema ya está en discusión en las mesas legislativas correspondientes, por lo que esperamos que pronto tengamos buenas noticias”, señaló el entrevistado.

A la referida petición también sumaron la relativa a que los montos que se pagan a los jubilados y pensionados del Issste se den en Salarios Mínimos y no en Unidades de Medida de Actualización (UMA), como ocurre desde 2018 a quienes perciben desde un equivalente a siete salarios mínimos.

“Es una petición justa porque de esta manera, por ejemplo, quien tiene un tope salarial que es de diez salarios mínimos, percibe con su pago en UMAS 26 mil 180 pesos, cuando si le pagaran en salarios mínimos estaría recibiendo alrededor de 42 mil pesos”, detalló.

En ese sentido, en la Federación de Jubilados y Pensionados del Issste en Yucatán hay alrededor de 2 mil 500 personas que llegan al tope salarial y unos 4 mil de los 5 mil 800 agremiados estarían siendo afectados en sus ingresos por esta disposición que mermó considerablemente sus ingresos.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *