Piden subastar las vacunas a los ricos para que no se salten la fila

El premio Nobel de Economía, Richard Thaler, señala que los famosos y ricos encontrarán la manera de saltarse el sistema para recibir las dosis, por lo que deberíamos sacar algún beneficio de eso

El premio Nobel de Economía de 2017 y exponente de la disciplina de economía conductual, el profesor Richard Thaler, recomendó el lunes subastar las vacunas a los ricos para donar el dinero a los más necesitados, teniendo en cuenta que van a intentar manipular el sistema a su favor.

El autor del libro “Nudge” dijo en una conferencia organizada por el Council of Foreign Relations (CFR) en Nueva York que su idea, que considera más bien una provocación, busca crear incentivos para animar a la población a vacunarse, algo que también podría conseguirse si los que pagan por este acceso temprano son famosos capaces de movilizar a sus seguidores.

“Mi propuesta es que se reserve un pequeño número de vacunas y que se ofrezcan en subasta a los ricos y poderosos y se utilicen los beneficios para buenas causas”, recomendó uno de los principales expertos en incentivos para motivar ciertos comportamientos económicos.

“Los ricos y famosos van a encontrar la manera de saltarse el sistema para recibir la vacuna de todas formas. Deberíamos sacar algún beneficio de eso”, señaló.

Según el premio Nobel de 2017 por sus contribuciones a consolidar la disciplina de la economía conductual, la pandemia ha puesto en evidencia la ineficiencia de los gobiernos para incentivar comportamientos que aceleren el fin de la pandemia y la incapacidad para prepararse para crisis futuras.

En su opinión, el gran problema de los responsables políticos es su incapacidad de pensar varios pasos por delante. “Deberíamos estar pensando ya en la siguiente pandemia”, aseguró.

“Debemos pensar en qué puede salir mal y planear para prevenirlo. Los gobiernos no tienen incentivos para ello y es incluso difícil para las empresas privadas, que se juegan miles de millones de dólares”, añadió.

En su opinión, la pandemia ha puesto en evidencia las carencias de la burocracia estatal, como en el caso de Estados Unidos, donde debería abrirse el debate sobre la necesidad de un documento nacional de identidad o cómo cruzar fuentes de datos en tiempo real para “no pasarse el día rellenando formularios”.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *