Pintoresca y tranquila, así es Tixpéual

Los enormes laureles de la plaza principal y la iglesia finalizada en 1895 son referentes del municipio de Tixpéual, ubicado a escasos 12 kilómetros de Mérida y que es una buena opción para realizar un buen paseo dominical.

“Nuestro municipio ofrece los fines de semana y todos los días una amplia variedad de platillos, como el relleno negro y el mondongo, además de la cochinita pibil, en el mercado municipal, ubicado muy cerca del palacio”, dijo el alcalde Gerardo Concha Navarrete, quien recibió al equipo de Punto Medio y habló de algunos de los atractivos que existen en las cinco comisarías del municipio, donde se puede encontrar haciendas que conservan parte de la maquinaria que se usaba para procesar la fibra del henequén.

-Tenemos edificios que datan del siglo XIX, como la casa principal que está en la comisaría de Cucá, o el que se encuentra en Chochó, que también fue una desfibradora– abundó.

Muy representativo de esta población es su quiosco, desde el cual los visitantes se pueden llevar muy buenas imágenes tanto de la iglesia, como del palacio municipal que luce una bella torre con su respectivo reloj.

La iglesia, está dedicada a San Martín Obispo y en algún momento contó con un techo de láminas de zinc. Allá se venera a la Virgen de la Concepción, y es del 12 de diciembre al 6 de enero que la población está de fiesta, por lo que literalmente se festeja el maratón el Guadalupe Reyes.

Tixpéual cumplió el pasado 17 de septiembre, 90 años de erigirse como municipio libre, esto por iniciativa de Don Mateo Camargo Pérez; anteriormente era una comisaría de Tixkokob, y por esta razón pronto se colocará en el palacio la respectiva placa, que a manera de primicia el alcalde enseñó al equipo de Punto Medio.

-En el municipio estamos muy orgullosos de que entre sus habitantes tengamos a muchos profesionistas. Hay muy buenos abogados, médicos, maestros y arquitectos, entre los que se destaca Antonio Camargo Zanoguera– señaló el alcalde.

A este ingeniero físico, que nació en esta localidad el 13 de junio de 1940, se le atribuye junto con Glen Penfield el descubrimiento del Cráter de Chicxulub, a lo que habría que agregar que en Tixpéual también nació Ramiro Bastarrachea, uno de los tres yucatecos que participó con el Escuadrón 201 en la segunda Guerra Mundial.

Otro símbolo de identidad de los habitantes de esta población es la escultura dedicada a la madre que elaboró Enrique Gottdinier en 1973, y que hace alusión a la raza mestiza. -Ese monumento fue colocado por la alcaldesa Amanda Baquedano– recordó el munícipe. A unos metros se encuentra el monumento a Juárez, que tiene inscrita el año de su instalación, 1972.

Texto: Manuel Pool Moguel
Foto: Luis Payán/ Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *