Pluris

 

 

Escuché el otro día que una actriz, diputada federal plurinominal está haciendo una telenovela, dijo que el tiempo de sesión de lo cámara es corto por lo que puede hacer ambas cosas… No sé si reír o soltarme a llorar, cierto que el tiempo en sesión es corto, cierto que no se piden ni estudios para ser diputados, cierto que al ser plurinominal no tiene que darle resultados a sus votantes pero… PERO… sigue siendo representante de la ciudadanía así sea puesta por un partido político, cobra de nuestros impuestos aunque no fuera electa por nosotros. En fin, ser diputado parece ser el trabajo perfecto, cobras bien, trabajas poco, tienes seguro médico, fuero, boletos de avión, tarjeta iave para pasar por las casetas de cobro sin pagar (ella, porque para que ella no desembolse, lo pagamos nosotros), auto, sueldos de su equipo y además te da tiempo de hacer otras cosas como tener empresas, despachos de consultoría, escribir libros, dar conferencias, tomarse fotos con cuanto niño encuentran o, en este caso, hacer telenovelas.

De mis 500 diputados ¿cuántos conocen la Constitución? no estoy pidiendo que la conocieran antes pero, si entras a un nuevo trabajo, debes mínimo saber de que se tratará, tus funciones y no solo dar lo máximo en tu puesto sino buscar la mejora continua. De mis 500 diputados ¿cuántos conocen la realidad cruda del país? Como anécdota, un diputado local (no federal) apenas entró a su nuevo cargo se compró una camioneta (no hay bronca, si le da, que bueno) porque el vehículo que tenía no iba acorde a su nuevo status… Nuevo status… válgame Dios.

De mis 500 diputados salvo muy honrosas excepciones, se quedan con la postura de su bancada en lugar de preguntarle (que se supone que ya lo hicieron en campañas) a sus representados si eso quieren o les beneficiará o si con ello están sentando las bases para el desarrollo educativo, laboral, económico, de sus representados.

El Legislativo es de los tres poderes el que más cercano a la gente debería estar, el que debería ser el canal para llevar la preocupación, el sentir, la necesidad existente para que entre todos hicieran una propuesta viable que mejorara su forma de vida. El Legislativo debería ser de los tres poderes el que tuviera las herramientas para la planeación a largo plazo. En otras palabras, el Legislativo debería cumplir con su obligación de ser la voz del pueblo para mejorar sus leyes y por consiguiente su forma de vida… Debería.

Pero la vida pasa y sus tres años también y seguramente, muy pocos buscarán la reelección porque es muy probable que pocos, muy pocos en realidad se entregaran al servicio de la sociedad, por la sociedad, para la sociedad. Si no se requieren estudios para ser representante del pueblo, ok, si no quieren eliminar a los plurinominales, ok, pero, a estos últimos los tendrían que seleccionar de entre nuestras mentes más capaces, con los mejores perfiles, deberían escoger en esa lista a las personas que tuvieran no solo las herramientas para ser los especialistas en la diversidad de temas que se manejan en el Congreso de la Unión sino que, además pudieran aportar ese conocimiento para sumarlo a la voz de los que nos representan y así, construir la mejor legislación, exigir el mejor desempeño de las autoridades, cumplir y hacer cumplir (tal cual juran) la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y que si así no lo hicieren se los demandemos.

Los plurinominales, dicen que están para que se incluyan todas las voces. Va, lo acepto, pero que esas voces sean las mejores y no premios, consolación, pago de favores y demás linduras a las cuales les pagamos sin que nos pidieran nuestra opinión.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *