Policía que mató a joven afroamericano renuncia y la familia rechaza que fuera accidente

La agente que mató al afroamericano Daunte Wright de un disparo presentó el martes su dimisión junto al jefe de la Policía de Brooklyn Center (Minesota, EE.UU.), donde se produjo el suceso, tras una noche de disturbios raciales que dejó 50 detenidos.

Las renuncias llegaron poco después de que los padres del fallecido rechazaran frontalmente la versión oficial del suceso, que lo catalogó de “accidental”.

El alcalde de Brooklyn Center, Mike Elliott, aseguró en una rueda de prensa que las dimisiones de la agente Kim Potter, y del jefe de la Policía local, Tim Gannon, han sido “motu proprio”.

“No le pedimos que renunciara. Esa fue una decisión que tomó ella. (…) Y no podría estar más de acuerdo”, explicó Elliott.

Wright falleció el domingo pasado a bordo del vehículo que conducía, cuando, durante un control de tráfico, Potter abrió fuego contra él de forma supuestamente accidental, dijo la Policía el lunes.

La agente blanca quería usar una pistola eléctrica conocida como “taser” para inmovilizar a Wright, de acuerdo a la versión policial, pero se confundió y disparó con su arma de fuego una bala que acabó con la vida del hombre.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *