Políticas de AMLO no reducen el riesgo en el que se encuentran las abejas

Apicultores de la Península, que forman parte de la Alianza Maya por las Abejas, Kabnaalo’on, difieren en el programa anunciado en días pasados por el presidente Andrés Manuel López Obrador para apoyar al sector, el cual consideran que carece de una claridad de fondo.

“Dar azúcar y poner un centro de acopio, cuando en la Península existen varios no es la solución”, dijo José Eduardo Moo Pat, apicultor de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, quien acompañado de representantes de la Alianza de Organizaciones de apicultores de la región, manifestó su preocupación por la deforestación de 52 mil hectáreas al año en la zona sureste.

“Esta es una actividad importante para las tres mil familias que representa esta agrupación en 100 comunidades distribuida en toda la Península, donde hay en total más de 15 mil productores”, indicó Leydi Pech Martín, apicultora de Hopelchen, Campeche, quien destacó la importancia de restaurar con especies meliníferas. 

En una misiva que enviaron a principios del mes pasado el presidente López Obrador, solicitaron la reducción del uso de plaguicidas altamente tóxicos para el ser humano y las abejas, y que se restrinja su aplicación aérea indiscriminada, lo que afecta de sobremanera a la actividad, al grado que constantemente matan a las poblaciones de abejas.

Proponen modernizar los centros de acopio y dar valor agregado al dulce, promover su consumo y combatir de manera frontal a la miel falsa que ya está en el mercado.

“Esta miel que tiene componentes de fructosa de maíz que desplaza por su bajo precio a la auténtica”, se indicó en la sesión en la que también se manifestó que pronto se realizará un censo de apicultores que sólo contempla a Campeche, olvidándose de Quintana Roo y Yucatán, lo que consideran es una injusticia, ya que en conjunto, la región es de las principales productoras de miel, y con un producto reconocido a nivel internacional.

A nivel peninsular también consideran como una amenaza a la biodiversidad a los mega proyectos de energías alternativas que afectan a la floración endémica, incluyendo mega granjas que se autorizan inclusive en zonas de conservación y áreas dedicadas a la Apicultura, pero también piden se prohíba el uso de organismos genéticamente modificados, al menos en la Península de Yucatán.

Otras de las peticiones planteadas en la carta dirigida al presidente López Obrador es la moratoria a permisos de cambio del uso del suelo y prohibir la privatización de tierras ejidales, así como la participación en el diseño y monitoreo de las políticas públicas relacionadas con la apicultura en la que se incluya la capacitación, investigación e innovación en la materia de la mano de las universidades a fin de resolver problemas técnicos.

Texto y foto: Manuel Pool / Acom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *