Por Cuaresma, los cítricos arrancan con buen precio

El limón persa verde sin semilla para exportación se vende a $250 la caja y la naranja dulce a $100

OXKUTZCAB.- En el inicio de la Cuaresma el precio de los cítricos se mantiene con ciertas variaciones, pero en general con buen precio. En la Central de Abastos Solidaridad el precio del limón persa verde sin semilla para exportación se vendió de $220 a $250 la caja en promedio, aunque en un inicio temprano en la mañana algunos productores lograron vender el cítrico un poco más caro, después hubo un momento en el que los compradores decidieron dar una leve tregua en su compra para orillar que el precio no se dispare.

Anteayer, en el mercado 20 de Noviembre el limón verde de primera calidad tipo exportación llegó a venderse hasta en $300 la caja.

Como se recordará, los precios es en caja de 20 kilogramos.

La naranja dulce local sufrió una pequeña caída de $120 a $100 esto debido a que está entrando naranja dulce proveniente de Veracruz y de Tamaulipas. El fruto es descargado en traileres en la comisaría de Yotholín, así como en Akil y por medio del acarreo hormiga lo llevan a vender en la Central de Abastos, así como en la explanada del Mercado 20 de noviembre, lugares en donde revendedoras y revendedores están listos para vender.

El pasado lunes, personal de la dirección de la Central de Abastos tuvo que llamar a la policía para que los revendedores que ya habían ocupado las naves de venta de la Central de Abastos haciéndose pasar como productores les pidieron que retiren el producto y que, si lo quería hacer que lo hagan por medio de locales.

La medida generó aprobación de los productores locales, aunque a pesar de esta acción sigue llegando naranja de fuera de la península.

El precio de la mandarina se vendió a $250, el aguacate a $150, el mamey de $150 a $200.

El pepino grande de calidad se vendió hasta en $250. Los precios van fluctuando de acuerdo a la oferta y la demanda del mercado, aunque en algunas ocasiones los intermediarios intentan controlar los precios a su favor, pero con el arribo de compradores de otros estados no les queda más remedio que pagar el precio real.

Texto y foto: Bernardino Paz Celis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *