Por la defensa de los niños

Agrupaciones civiles advierten a padres de familia que estén al pendiente de proteger a los menores de agresores sexuales que se esconden en internet y redes sociales

Hoy es el Día del Niño, pero lamentablemente no hay muchas razones para festejar, aunque sí para preocuparse por nuestros menores.

Ayer, tras breve recorrido por el centro de la ciudad en la víspera de la efeméride, fue posible observar a pequeños sin cubrebocas acompañando, en uno de los casos a un hombre que pedía limosna, así como un niño de aproximadamente tres años de edad, que pese al calor dormía en el regazo de su madre, quien vendía frutas en la vía pública en los alrededores del mercado Lucas de Gálvez.

Con la llegada de la pandemia, muchos infantes abandonaron sus estudios y tienen que acompañar a sus padres en sus actividades; otros menores están ya en el mercado laboral, lo mismo como limpiaparabrisas en los cruceros que con cargadores en los mercados e inclusive en actividades que requieren de un mayor esfuerzo físico, como es el caso de los jovencitos que se han colocado con ayudantes de albañiles.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil 2019 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Yucatán hay más de 42 mil menores de entre los 5 a los 17 años laborando, pero es importante destacar que además, de los más de 349 mil yucatecos que se encuentran en dicho rango de edades, una mayoría está expuesta a los peligros que representa el uso de las redes sociales, como la exposición a la pornografía e inclusive el riesgo de ser víctimas de abuso sexual.

El acceso a internet, especialmente durante la pandemia, y dadas las medidas restrictivas sanitarias para contener la propagación del virus, ha abierto muchas puertas que incrementan el riesgo de que niñas, niños y adolescentes sean víctimas de alguna forma de violencia sexual.

De acuerdo con un reporte de la Guardia Nacional, México ocupa el quinto lugar en consumo y transmisión de pornografía infantil y en agosto de 2020 se registró un incremento del 430 por ciento de conductas y delitos en agravio de niñas, niños y adolescentes a través de la red, en comparación con el mes de julio del mismo año.

Ante esta realidad, varias agrupaciones se unieron para enviar un mensaje a la sociedad en el marco del Día del Niño: piden a los padres de familia estar pendientes del contenido que consumen sus hijos en las redes sociales.

“Los depredadores sexuales no descansan y aprovechan las desatenciones de los padres, ofreciéndoles lo que no les dan, como la escucha activa, tiempo, interés y grata compañía”, advierte el director de Hogares Maná, Víctor Chan.

Por lo anterior, la recomendación es que si su hijo adolescente está viviendo cualquier tipo de acoso por Internet, no dude en denunciar los hechos; de no hacerlo, el mensaje que le da a su hijo es que no le interesa o no es capaz de protegerlo y al agresor, que su hijo está solo y puede continuar su violencia.

“La protección de las niñas y los niños debe ser una prioridad para toda autoridad y sociedad, necesitamos crear más políticas públicas de protección y defensa de los derechos de los niños; crear más políticas públicas de protección y defensa de sus cuerpos e integridad”, destacó el entrevistado, quien agregó que el mes de marzo entregaron a las autoridades estatales una propuesta para diseñar una política de prevención interinstitucional de la violencia sexual infantil para Yucatán.

Asimismo, en videoconferencia efectuada la mañana de ayer jueves participó el investigador Cándido Pérez Hernández, en representación del Early Institute, quien a manera de ejemplo comentó que expresado en promedios sobre cada mil menores de edad, en Yucatán es importante el número de mujeres que fueron víctimas en alguna forma de violencia antes de los 15 años.

El especialista recalcó que la tasa nacional de niñas de entre los 9 y 14 años que han dado a luz, es de 14.79 por ciento y Yucatán está por arriba de la media nacional con 15.73 por ciento, y lo mismo sucede en el apartado de víctimas de ciberacoso sexual, en donde se registran 97 mil 187 casos que involucran a menores entre 12 a 17 años de edad. En este rubro, la tasa nacional es de 287.01 y en Yucatán es mucho más alta, de un 518. 75 por cada cien mil menores.

LOS AGRESORES SON CERCANOS

“Estamos ante un fenómeno muy cruento, como lo es el abuso sexual, y hay que destacar que antes se pensaban que eran desconocidos, pero ahora resulta que en la mayoría de los casos son personas cercanas, sea por parentesco o amistad las que están detrás de las agresiones”, expresó.

En México, el 20.1% de los abusos sexuales a menores es cometido por un tío/a; el 16% por vecinos o conocidos; el 5.7% por un primo; el 8.5% por un hermano; el 6.3% por padrastro o madrastra y el 3.37% por abuelos.

“Desafortunadamente, quienes abusan sexualmente de los niños son personas cercanas a ellos, sea por un parentesco por una amistad y que las personas que deben de cuidar a los niños son las que están causando toda esta tragedia”, expresó el director de Hogares Maná, quien fue entrevistado en la colonia San Luis Dzununcán Sur, momentos antes de iniciar con una jornada denominada “Que Rían Los Niños”.

“Esta actividad es parte de las estrategias que estamos implementando y, a diferencia de solo llevar dulces y show a los niños en su día, nosotros venimos con toda la intención de dar el refrigerio y pero también con la información de prevención contra el abuso sexual”, detalló al respecto.

PETICIÓN

Para finalizar, el entrevistado hizo una petición especial a los infantes: “No permitan que nadie toque sus cuerpos, ni papá, ni abuelo, los niños de corta edad pueden sentir cuando es un abrazo cariñoso y respetuoso y cuando es una caricia agresiva, insana. En caso de enfermedad puede un médico tocarte, pero siempre ante la presencia de papá o mamá, fuera de eso nadie te debe tocar”.

La otra petición es no acceder a guardar secretos: Cuando alguien te esté lastimando, cuando sea alguien que te pida que guardes el secreto y que no digas lo que pasó, es cuando más lo tienes que decir.

“Aunque a veces los papás reclaman o regañan por disciplina, no hay que perder la confianza de decirles lo que alguien les ha hecho, si es papá quien lo hizo, con toda la confianza vayan con mamá o abuelita para decir lo que ha pasado, no se queden callados, eso es muy importante porque en la medida que haya silencio no podemos ayudar”, puntualizó.

En la rueda de prensa virtual participaron Cassandra Tomasini e Ivette Laviada Arce, por la Red de Protección a la Infancia en Yucatán; Saydia Rodríguez Sánchez, por el Equipo Misiones; María del Carmen Argáez, por Rhema con Amor; Cándido Pérez Hernández, investigador del Early Institute y Víctor Chan Martín, por Hogares Maná, A.C.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *