¿Por qué no funciona lo que AMLO hace con PEMEX?

Por Jonathan Ruíz Torre

Quienes ven a México y Pemex desde afuera, sin las pasiones nacionales, advirtieron ayer que la petrolera nacional está en riesgo de no poder pagar sus deudas.

Eso es muy delicado. El tipo de cambio reaccionó a la baja anunciada por Fitch Ratings y solo esa noticia hizo repuntar el dólar 14 centavos hasta los 19.12 pesos, anoche.

La baja de Fitch parece contra intuitiva: ¿No están atacando el huachicoleo y eso debe darle dinero a Pemex? ¿No acaban de dar un apoyo fiscal a la empresa para que produzca más crudo?

Veamos. La administración de Enrique Peña Nieto desdeñó las inversiones en Pemex y las cambió por la reducción de gastos y el refinanciamiento para cuadrar las cifras con la finalidad de que no bajaran la calificación soberana de México. Lo consiguió, pero hubo un costo: perforaron menos pozos y la producción de crudo cayó porque no hubo inversiones suficientes para contener el declive del yacimiento de Cantarell.

Es muy difícil pensar que un enfermo va a mejorar al reducirle la dieta diaria, la comida, y aumentarle las medicinas y el maquillaje, como lo intentaron en el equipo de Peña. Heredaron a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador un problema de fondo.

Fitch reconoció que AMLO intenta darle más capital a la empresa, pero no alcanza lo anunciado.

La calificadora se refiere a una inyección de capital por 25 mil millones de pesos, más una reducción en el cobro de impuestos a la compañía de 11 mil millones de pesos en 2019, que se elevarán anualmente hasta alcanzar 66 mil millones de pesos.

No alcanza. Solo en 2019 y 2020 podría tener faltantes por el equivalente a 60 mil y 80 mil millones de pesos, con todo y esas medidas, de acuerdo con estimaciones de Fitch vertidas ayer. La única instancia que puede ponerlos es Hacienda, a cargo de Carlos Urzúa, que tiene otras preocupaciones.

No es suficiente el dinero además porque a esta empresa en terapia intensiva se le endilga nuevamente la responsabilidad de encargarse de toda la producción de crudo y sus derivados. Producir crudo deja mucho dinero, pero cuesta mucho dinero.

Eso puede ser el error de la administración de AMLO que quiere componer a Pemex.

Esto me explicó un ex directivo de Pemex en torno a la ayuda fiscal para la petrolera: “Ayuda, pero resulta muy limitado, suponiendo precio de 50 dólares por barril, Pemex tendría recursos de inversión adicional de 3 mil 100 millones de pesos en 2019 y 18 mil 800 millones para 2024. La inversión de Pemex Exploración y Producción para 2019 es de poco más de 200 mil millones”. Fin del comentario.

Hace bien el equipo de AMLO en tratar de capitalizar Pemex y aumentar inversiones. Su gran error puede estar en no complementar con otras empresas que le den más dinero al Gobierno en el mediano plazo. Ojalá que lo comprendan antes de que Pemex contagie al resto de la economía.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: