Por red social, un dueño recupera su motocicleta

Un novato hurta el vehículo en Oxkutzcab y se pasea en Ticul, pero el propietario lo publica y dan con el caco

OXKUTZCAB.- Las redes sociales delataron a un joven repartidor de comida, quien robó una motocicleta en Oxkutzcab y se paseaba con ella en Ticul, pero el dueño Ángel L. C., no se quedó con los brazos cruzados subió la publicación y un día después dieron con el aprendiz de ladrón.

De acuerdo a la versión del dueño, el amante de lo ajeno entró a su casa ubicada en la calle 49 x 62 y 62 A de la colonia San Esteban entre las 9 a 10 de la noche del pasado miércoles y se llevó el vehículo de 2 ruedas.

Al día siguiente cuando iba a realizar sus labores se da cuenta que no tenía la moto y aunque quedó pálido porque se dio cuenta que había perdido una fuerte inversión al comprar su moto Honda lo publicó en el Facebook, donde puso dos números telefónicos y no tardó en recibir respuesta donde le dieron indicaciones donde se encontraba.

El propietario de la moto, acompañado de 5 amigos, se movilizó hasta Ticul para ir en busca del ladrón; ellos llegaron a las 9:30 de la noche del jueves 14 de enero y para fortuna del afectado logró dar con su paradero, al encontrarlo uno de los acompañantes del afectado filmó el momento en el cual fue confrontado al amante de lo ajeno, quien se veía nervioso y avergonzado por haber sido descubierto.

El muchacho al parecer trabaja como repartidor de comida en una lonchería de Ticul y llevaba doble vida: una de trabajador decente y otra de ladrón de motos. Viven con sus padres y ellos no sabían nada de la actividad delictiva de su vástago, él les dijo que la moto se lo habían prestado.

El propietario de la moto logró recuperar su billetera y las llaves de la moto, el afectado resultó ser una persona bastante ecuánime y actuó muy tranquilo al momento de recuperar su moto.

El ladrón se salvó de una golpiza y al parecer se hará la denuncia del robo en la Fiscalía. Las redes sociales han mostrado su verdadera utilidad en situaciones como esta y no solo es para publicar situaciones negativas.

Mientras el aprendiz de ladrón, Christian M. quien al parecer es originario de Playa del Carmen, Quintana Roo, y que reside en la ciudad de Ticul, podría pasar una temporada en la cárcel, donde ahora no repartiría comida, sino que se espera aprenda a urdir a hamacas, jugar ajedrez o a realizar otra actividad de provecho.

Texto y fotos: Bernardino Paz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *