Presentan documental para crear conciencia del daño que ha provocado la granja porcícola de Kinchil

La formación de lagunas, presuntamente de aguas negras que se generan en la megagranja porcícola de Kekén ubicada en Kinchil, ha ocasionado que se contaminen más de 100 mil litros de agua al día, y que se tengan afectaciones en las milpas, los apiarios y el agua que se consume en esa comunicad, así lo informó Alberto Rodríguez Pisté integrante del Consejo Maya del Poniente de Yucatán Chik’in Ja´.

En el marco de la presentación del documental “Una laguna negra” el cual aborda los problemas ambientales y sociales que enfrenta la población de ese municipio desde que entró en operaciones esta granja, indicó que fuera de esta empresa permanecen varios pivotes en donde se expulsa agua en forma de riego, y se ha notado que el líquido que sale de las tuberías tiene un olor a amoniaco y un color oscuro.

“Es mentira que el agua tenga algún tratamiento como argumenta la empresa, ya que incluso no solo están contaminando el manto freático, sino también pretenden acabar con la selva, ya que han estado usando químicos para combatir los insectos que hay en el lugar para proteger a sus animales, ocasionando un grave daño a la fauna” aseveró.

El entrevistado mencionó que esto también ha afectado a los apicultores, debido a que esta granja está ubicado dentro de un ecosistema intenso de biodiversidad, lo que representa una fractura ecológica.

“Como hombres de campo conocemos las épocas de reproducción, tenemos un conocimiento que no se aprende en las aulas. Nosotros los mayas somos los guardianes del ecosistema, ya que sabemos la importancia de la sequía y la lluvia, y cuando algo se introduce al medio ambiente que causa su desequilibrio” expresó.

Resaltó que los funcionarios de las dependencias como la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en México (PROFEPA) únicamente están viendo su conveniencia, a costa del patrimonio y de la riqueza de los pueblos mayas. “Hoy es Kinchil, mañana será Celestún y luego Mérida, pues esta contaminación llegará a todo el manto freático de Yucatán” advirtió.

Rodríguez Piste recordó que desde el 2019 interpusieron una denuncia popular en contra de la granja y de quien resulte responsable de la contaminación del manto acuífero, pero únicamente les han dado largas.

“Esta empresa engaño a la mayoría de los pobladores ofreciéndoles empleos dignos, estables, y una producción sustentable acosta del daño ambiental que está sufriendo el municipio” afirmó.

La Laguna Negra es un cortometraje sobre las mujeres y hombres mayas en la lucha por la supervivencia, que están unidos en la defensa de las tradiciones en peligro, por el efecto de la extracción de los recursos naturales por parte de las autoridades.

Este documental, que tiene una duración de 20 minutos, está dirigido por Maricarmen Sordo, la producción está a cargo de Andrea Buenfil Sosa; la producción en línea es de Alberto Rodríguez, y la investigación y el guion la realizó Patricio Eleisegui. Este se estrenará el 7 de enero a las 3 de la tarde de manera simultánea a través de la página de Facebook www.facebook.como/una-laguna-negra-Documental-103774351657560.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *