Presentan el Dossier de la Democracia en la Filey

La democracia es una utopía de miles de personas que se refleja en las urnas, en cada proceso electoral, pero para lograrlo hay que trabajar todos los días a través de la educación cívica y la participación ciudadana, aseguró el Dr. Jorge Valladares Sánchez, consejero electoral del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Yucatán (Iepac).

-Lo que queremos como idea fundamental con este conjunto de escritos es fomentar la participación ciudadana, y para ello se necesitan tres requisitos: ser ciudadanos, tener intereses comunes y la capacidad de asociarnos -indicó durante la presentación en la Filey del “Dossier de la Democracia”, un libro en el que se recopilan diferentes escritos de varias personalidades de México y Yucatán, entre ellos el primer presidente del órgano electoral nacional, José Woldenberg.

-El Dossier mismo es un sueño, queríamos lograr un documento que refleje algo de estos sueños que tenemos de cómo hemos avanzado para lograr que la ciudadanía se integre, desarrolle y cumpla lo que le parezca bueno. En este escrito tenemos un pensamiento, queremos que haya educación cívica y participación ciudadana -detalló Valladares Sánchez.

Por su parte, Roberto Heycher Cardiel Soto, quien participó en un artículo titulado: “Democracia y confianza en México”, aseguró que el 75% de las personas no nos creen cuando hablamos de cualquier tema, incluso nuestros familiares.

Indicó que participar en este Dossier ha sido un grato esfuerzo, que le permitió sumar al trabajo que realizan en el Iepac y el INE en Yucatán, precisamente para identificar cuál es el rol de la ciudadanía en el juego de la democracia.

-Pero la confianza y la democracia se relacionan también por el grado de credibilidad que tenemos entre nosotros. Qué tanto confío o confiamos en el otro. Estudios señalan que el 75% de las personas que nos rodean no nos creen en lo que decimos, fuera del círculo de la familia. No es muy alentadora la estadística -señaló.

Por ello, dijo, cuando eso se traslada al aspecto público es terrible, ya que pese a que compartimos los problemas, como desconfiamos unos de otros, no nos ponemos de acuerdo para encontrar la solución.

-Si eso persiste, difícilmente vamos a lograr el asociacionismo que se necesita para resolver los problemas, pero lo más grave es que se trata del elemento fundamental de la democracia -indicó.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *