Producto de higiene personal sin gastar dinero: pasta dental casera

Son varias recetas que se pueden utilizar;  lo más importante es que el ingrediente puede estar en la casa.

Ante la contingencia, gastar en algunos productos de higiene personal puede ser un lujo ante la poca liquidez económica que existe en casa, por lo que saber algunos trucos podría ayudarte a no erogar dinero demás, pero, sobre todo, utilizar lo que tienes en la alacena o en el patio de tu casa.

En tiempos del COVID-19, como se ha denominado a este periodo, administrar los pocos ingresos resulta un trabajo titánico para los jefes de familia, ya que existen gastos más importantes: energía eléctrica, agua, despensa, medicinas, entre otros inesperados.

Ser sustentable también es utilizar productos que sustituyan a otros de mayor valor y que sirven para la higiene personal. Tal es el caso de la pasta dental. ¿sabías que existen otros productos que pueden darte esa seguridad de limpieza y buen aliento? Aquí algunos de ellos.

Muchas familias utilizan el aceite de coco extra virgen y comestible, por lo que si la tienes a mano debes saber que es un aceite que ayuda a combatir la infección por hongos y reduce las bacterias.

El bicarbonato de sodio, aparte de tener otros usos, es económico y sirve, combinado con agua, para limpiar los dientes, incluso podrían quedar más blancos de lo que una pasta podría hacer. Sin embargo, debes tener cuidado ya que al contar con PH alcalino suele ser algo abrasivo, por lo que debes tener cuidado. 

Si de plano no cuentan con ninguno de los antes mencionado, un poco de carbón también puede ser tu mejor aliado. Lo único que tienes que hacer es molerlo hasta generar un polvito. Su efecto te dejará sorprendido.

Sábila o aloe vera combinado con la arcilla blanca también es una opción ecológica, especialmente para quienes quieren cuidar sus encías. Si las tienes sensibles o inflamadas, esta puede ser la opción.

Cabe aclarar que tener dientes limpios no significa que se pueda tener buen aliento ya que también de vez en cuando se debe cepillar la lengua y las mejillas, ya que de no hacerlo se quedan pequeños residuos que con el paso del tiempo pueden agarrar mal olor. No es necesario lavarlos cada vez que te cepilles los dientes, pero sí de vez en cuando.

Texto: Jesús Gómez

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *