Productos milagro son dañinos para el hígado

“Consumir productos milagro o naturales como la moringa, con la esperanza de que ayudarán a combatir la diabetes es de alto riego, ya que puede ocasionar daños a nivel hígado”, advirtió la Dra. María Elena Sañudo, en el marco de la segunda cumbre de Diabetes y Enfermedades Cardiovasculares, evento en el que, con la presencia de más de 400 especialistas en la materia de todo el país, inició ayer en el Centro Internacional de Convenciones de la capital yucateca.

—Antes de tomar medicamentos que no han probado su eficacia y seguridad de manera formal puede retrasar de manera importante el tratamiento adecuado de una enfermedad que de por sí nos pone en un riesgo importante de desarrollar una complicación o fallecer, en estos aspectos es mejor no jugar con la salud y seguir recomendaciones de expertos y calificados —subrayó la entrevistada, quien recomendó, por encima de todas las cosas, acudir al médico para conocer sus niveles de glucosa, colesterol y presión arterial para recibir el tratamiento adecuado.

—En la actualidad hay un arsenal muy amplio de productos para atender esta enfermedad, que se caracteriza por altos niveles de glucosa (azúcar) en la sangre, pero es muy importante que el paciente se atienda a la mayor brevedad posible, ya que solo el 53 por ciento de los mexicanos con diabetes toma medidas para evitar complicaciones —señaló la entrevistada.

Recordó que ésta es la causa número uno de enfermedades renales, de ceguera prevenible en edad productiva y de amputaciones no traumáticas.

En este sentido se pronunció el Dr. Abel Pavía López, quien recalcó la educación es uno de los pilares más relevantes para hacer frente a este problema, en el que el buen control de la enfermedad, además de una dieta sana y moderada acompañada de ejercicio, ayudarán a evitar que la esperanza de vida de una persona con diabetes, disminuya 15 años. Destacó que el 85% de los diabéticos fallece por infarto al corazón.

En este marco la farmacéutica Sanofi presentó una app gratuita para que los pacientes diabéticos mexicanos se hagan cargo de su control modificando las dosis de insulina basal que se deben de administrar con ayuda de algoritmos.

Texto: Manuel Pool Moguel
Foto: Amílcar Rodríguez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *