Prometedor panorama para restaurantes

Negocios del sector reportan resultados positivos en la reapertura de sus establecimientos este fin de semana; el 26 de septiembre aumentará al 50% la capacidad de mesas

Con cifras alentadoras terminó este primer fin de semana para la industria restaurantera, pues los negocios del sector reabrieron sus puertas a los comensales. Lamentablemente, la lluvia vespertina incidió para que la afluencia terminara una o dos horas antes de lo planeado, aunque de manera general se reportó una jornada que fue de menos a más y que deja la esperanza de que poco a poco mejorarán las ventas de algunos locales que se mantuvieron cerrados durante varios meses tras la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Tal fue el caso del “Nuevo Oasis”, un restaurante botanero ubicado en la 63 B por 8 y 10 de la Colonia Emilio Portes Gil, que el miércoles abrió por primera vez desde marzo pasado y en esta jornada dominical registró una afluencia de alrededor del 40 por ciento en la ocupación de mesas autorizada.

“Estamos abriendo de 12 del día a seis de la tarde de miércoles a domingo, pero no al cien por ciento, solo tenemos autorización para colocar 20 mesas, y en promedio se ocuparon seis o siete”, comentó a Peninsular Punto Medio el gerente del lugar, Manuel Herrera, quien señaló que pareciera que aún la gente prefiere quedarse en casa, lo que consideró como muy positivo para avanzar en la lucha contra el coronavirus y que pronto puedan abrir al cien por ciento locales como el que representa, el cual ofrece chapoteadero y música viva.

“Hoy no se puede usar el chapoteadero, está restringido su uso, igual que el acceso de niños que habitualmente vienen con sus papás, pero sí presentamos el espectáculo cómico de Chapa Show y un tecladista, que era costumbre antes de que llegara la pandemia”, manifestó el entrevistado, quien destacó que el principal atractivo es la amplia variedad de platillos que se ofrecen como botana, entre los que se incluyen el tradicional relleno negro, cocteles de marisco, ceviche de pescado, chilpachole y empanadas.

También en el Oriente de la ciudad visitamos el restaurante “El Mesón Yucateco”, donde su propietario Edgar Manuel Miranda Morales comentó que afortunadamente lograron superar las expectativas en cuanto a la afluencia de público

“Estuvimos respetando el protocolo de tener colocado solo el 25 por ciento de las mesas y de estas se ocuparon un 70 por ciento. Este fin de semana nos fue bien, aunque todavía extrañamos cuando se podían utilizar todas las mesas; afortunadamente la gente nos ha respondido, las familias están viniendo”, relató el joven empresario, en cuyo establecimiento se ofrece de viernes a domingo música viva.

“Todavía ni podemos meter grupo completo, pero con el tecladista y un cantante estamos haciendo que las cosas se vean diferentes y que la gente se olvide un rato de sus problemas”, explicó. Este fin de semana, comentó, en su mayoría visitaron su local parejas que disfrutaron de un amplio menú que incluía puchero, longanizas asadas, pipián y relleno negro.

Además, como ocurrió en los momentos en los que no se podía tener gente en las mesas por temas de prevención, Edgar siguió aceptando encargos de charolas botaneras que incluyen kibis, panuchos, papadzules y otros platillos como el poc chuc.

“Vendimos más charolas que lo que se consumió en las mesas, pero tenemos la confianza en que poco a poco vamos a ir retomando nuestro nivel”, destacó el entrevistado.

Para los próximos días también se espera que sigan las buenas noticias para los restauranteros, ya que a partir del lunes 26 se aumentará al 50 por ciento la capacidad instalada de mesas, que, como han mencionado los entrevistados, por el momento es de un 25 por ciento.

“Necesitamos que el público nos apoye y nos visite, estamos observando todas las medidas en materia de seguridad que las autoridades están solicitando y aún más porque nos interesa que la gente que nos visite tenga la seguridad de que está llegando a comer a un lugar limpio y seguro”, reiteró Miranda Morales, quien tiene su local en el cruzamiento de la Avenida 59 Oriente con Periférico.

Así es que aunque hoy y mañana tomarán un merecido descanso, a partir del miércoles nuevamente abrirán sus puertas los restaurantes de todo el estado para que la gente pueda disfrutar de su platillo favorito en el establecimiento de su predilección y con su consumo apoye a este sector que fue uno de los más afectados por las restricciones sanitarias y también por la ley seca.

Franquicias

En cuanto a los restaurantes pertenecientes a franquicias de comida rápida, este fin de semana también registraron buena afluencia en sus salones con mesas, donde los pequeños llegaron con sus papás para disfrutar de sus viandas

-Tenía más de cinco o seis meses que venimos la última vez, vine a comprar al súper y vimos que había gente dentro del restaurante y venimos a ver -dijo la señora Marlene Ortega, quien platicó acerca de las diferencias que encontró con respecto de su última visita.

-A la entrada nos checaron la temperatura y nos pidieron que pasáramos por el tapete antibacterial, además de que nos pusiéramos gel, mientras que en el mostrador había una especie de ventanillas de acrílico y cartón para separar al personal del público.

-Una vez que nos sirvieron nuestro pedido, nos fuimos a las mesas y vimos que varias tenían cinta canela para impedir su uso, pero lo que más me gustó es que cuando se acabó mi refresco, como no estaban encendidas las máquinas de autoservicio, pedí que me rellenaran mi vaso y el joven que atendía me pidió que lo tirara y me dio uno nuevo con el sabor que quería”, destacó esta jefa de familia, quien junto con sus niños pasó una tarde agradable, aunque los juegos se mantenían cerrados por el tema de los cuidados por el coronavirus.

Texto y fotos: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *