Protesta climática llena las calles de todo el planeta

Como si fuera una balanza, en un momento en el que el liderazgo de los mandatarios en la lucha internacional contra el cambio climático decae las calles de medio planeta se llenan de protestas en las que se pide afrontar esta crisis con medidas ambiciosas. Como ya ocurrió en marzo, cuando los estudiantes convocaron la primera huelga mundial por el clima, decenas de ciudades de todo el mundo –entre ellas Madrid y Barcelona y las principales ciudades del país– han sido tomadas por centenares de miles de manifestantes ayer. Pero en esta ocasión la protesta ha trascendido a los chicos y en muchos lugares sumó a los adultos a través de asociaciones, ONG, sindicatos… O, simplemente, ciudadanos preocupados que no pertenecen a grupo alguno.

“Hace 20 años que tenía que haber pasado esto”, comentó Carlos Alonso, de 49 años, que participó en la protesta de Madrid con su familia y amigos. “Pero estábamos dormidos; han tenido que ser los jóvenes los que salgan primero a la calle, porque son los más afectados”, añadió. La manifestación de Madrid estaba apoyada por más de 100 colectivos y reunió a más de 20,000 personas, según la Delegación del Gobierno —150,000, según los organizadores de Fridays for Future—.

“Es la movilización por un tema medioambiental más grande que ha habido en la ciudad”, señaló Nicolás Eliades, uno de los portavoces de Extinction Rebellion España. En Barcelona, la participación rondó también las 20,000 personas, según la Guardia Urbana. Las protestas, que se inspiran en la activista sueca Greta Thunberg, se han vuelto a extender por ciudades de medio mundo; había convocatorias en 150 países. “No hay planeta B”, se repetía en decenas de idiomas en innumerables pancartas. Esta protesta es global y sus lemas contra la inacción frente al cambio climático viajan de una parte a otra del mundo a través de las redes sociales.

La oleada también recorrió con fuerza Europa. Italia, poco propensa a las manifestaciones multitudinarias en los últimos tiempos y algo indiferente a la cuestión climática, respondió masivamente. Y sumó alrededor de 250,000 participantes con Roma y Milán a la cabeza. Esta nueva protesta global se cerró con una gran marcha en Montreal (Canadá), a la que asistió la joven activista Thunberg. Culminan así siete días de movilizaciones, lideradas por diversas plataformas juveniles, contra la falta de acción frente al cambio climático.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *