Protestas contra el cambio climático en EU deja detenidos

La actriz Jane Fonda fue arrestada ayer en las escalinatas del Congreso de Estados Unidos junto con un puñado de manifestantes que reclamaban decisiones del Gobierno para contrarrestar el cambio climático.

“Voy a usar mi cuerpo, que es ahora en cierto modo famoso y popular por la serie que voy a hacer en el Distrito de Columbia, y vamos a tener una manifestación cada viernes”, dijo la actriz al diario The Washington Post.

Una decena de personas se congregaron en las escalinatas del Congreso portando carteles con textos acerca del cambio climático, y desafiaron las instrucciones de la Policía del Congreso para que desistieran.

Fonda, que fue la tercera persona esposada y detenida, prometió que continuará esas protestas durante los próximos 14 viernes, que es el tiempo que la actriz estará en la capital de EE.UU. para la producción de la serie “Grace and Frankie”, de Netflix.

“Vamos a incurrir en la desobediencia civil y vamos a ser arrestadas cada viernes”, dijo Fonda al Post.

La Policía del Capitolio informó que había arrestado a 16 personas por una “manifestación ilegal en el lado este del Capitolio”.

La portavoz Eva Malecki indicó que los arrestados serán acusados de “agruparse, obstruir e incomodar” en el acceso al Congreso.

MILES PIDEN ACCIONES  CONCRETAS

Miles de personas recorrieron este viernes el centro de Copenhague pidiendo acciones concretas contra la crisis climática al cierre de la Cumbre del Grupo de Liderazgo Climático C40, celebrada esta semana en la capital danesa.

La marcha, impulsada por una red ciudadana que agrupa a diversas organizaciones, reclamó “justicia climática” y medidas para reducir la huella climática en las ciudades de acuerdo con el objetivo del Acuerdo de París de limitar la subida de la temperatura global a dos grados a final de siglo.

La manifestación, que comenzó y finalizó en la plaza del ayuntamiento de Copenhague, tuvo como estrella invitada a la congresista demócrata estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez, que intervino desde el escenario en los discursos de clausura de la marcha.

“Todos somos parte de un movimiento global de gente trabajadora y a la que le preocupa el clima y la preservación de las generaciones futuras”, dijo la congresista de origen puertorriqueño. Ocasio-Cortez arremetió contra Wall Street, las clases más adineradas; así como contra los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y Estados Unidos, Donald Trump, y defendió la importancia de los movimientos de masas.

“No venceremos, no podemos vencer quedándonos sentados en casa. El modo de derrotar al gran capital es con gente y movimientos masivos, unidos a lo largo de todo el mundo”, sostuvo entre gritos de júbilo del público y la lluvia persistente.

Horas antes, en un panel incluido dentro del C40 y bautizado “El futuro que queremos construir juntos”, Ocasio-Cortez advirtió de que la humanidad se encuentra en una “encrucijada”.

“No hay ningún camino intermedio respecto al cambio climático: o lo resolvemos de acuerdo a lo que está probado por consenso científico o no lo haremos”, afirmó.

La congresista aseguró que la crisis climática “ya está aquí” y puso como ejemplo los huracanes que han afectado en los últimos años a Bahamas y Puerto Rico, a causa del cual -recordó emocionada- murieron más de 300,000 personas, entre ellas su abuelo.

“No es una coincidencia. El cambio climático afecta primero a quienes menos han contribuido a ello, a los más desfavorecidos, pero acaba afectando a todos. El cambio climático es una consecuencia de nuestro modo de vida insostenible”, afirmó.

Representantes de más de 90 urbes del C40, entre las que se incluyen Madrid, Lima, Nueva York, se han reunido en Copenhague para transformar en medidas concretas el objetivo común de reducir las emisiones contaminantes.

Texto y fotos: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *