Qué fea es la mentira…

El adolescente era muy mentiroso. Decía que le habían hecho una oferta para jugar en el Real Madrid, y ni siquiera jugaba al fútbol… En otra ocasión afirmó que era el novio de una chica de otro pueblo, ella tenía un novio de verdad, y ese embuste generó complicaciones y enredos. Qué feo! Juraba que sus calificaciones eran sobresalientes y notables, pero nunca las enseñaba, no era verdad, todos sabían que era un fatal estudiante…

Una tarde les contó a unos jóvenes que era campeón de tenis, y le convidaron a jugar un partido y dijo que no. Obvio, ni sabía coger la raqueta. Y hubo un día en el que manifestó hablar alemán a la perfección…hasta que le presentaron a la alemana Anya, y no supo ni decirle hola! Muy triste! Lo peor fue cuando les contó a unos niños pequeñitos que él conocía a un paje de los Reyes Magos, que era su íntimo amigo, presumía mucho de esas cosas!
Y citó a los pequeños en la plaza del pueblo, según él el paje acudiría allí, a su cita, y les escucharía, y recogería sus cartas, y les regalaría unos dulces mágicos… Las niñas y los niños esperaron emocionados, esperaron y esperaron… esperaron… Y allí no llegó nadie! Algunos incluso lloraban… hasta que se enteró Pepe de esa historia y les invitó a todos a chocolate con churros, y les prometió una sorpresa. Esa noche llegó!!

Cada pequeño recibió una carta!!!!

De los Reyes Magos!!!

Y así continuaron esperando la llegada de la Navidad… Era día de la Inmaculada Concepción!

Dedicado a todos los niños
Dedicado a Luisito, ole y ole
Pepe es un personaje de mi cuento navideño, Olé! Porque llegó Navidad! Dedicado a él
Dedicado a mi querida Conchita Valdenebro, feliz día
Dedicado a mi querida Anya
Dedicado a todos aquellos que aman la verdad

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *