Reabre el Centenario sus puertas

Con estrictos protocolos de salud y restricciones, el Parque Zoológico recibe hoy de nuevo a los visitantes.

Tras permanecer ocho meses cerrado por la pandemia y bajo estrictas medidas sanitarias y un aforo controlado, este viernes reabre sus puertas el Parque Zoológico del Centenario. Acompañado de representantes de los medios de comunicación, el alcalde Renán Barrera Concha visitó el tradicional sitio de esparcimiento de los yucatecos que ahora, para llevar un control del ingreso, tendrá como único acceso la puerta principal ubicada en la calle 59 con Avenida Itzáes. 

En este punto  la entrada se divide en vallas y se encuentra una caseta de sanitización por la que deberán entrar los visitantes para que, posteriormente, el personal a cargo les tome la temperatura corporal y aplique el gel antibacterial. Asimismo se ha dispuesto de un área para observación y aislamiento en el caso de que alguna persona sea sospechosa de tener COVID-19.

Cabe destacar que se permitirá el acceso de solamente 700 personas por hora. Se estima que durante el día puedan ser hasta 3,500 visitantes, por lo que con esta cifra solo ingresará un 30% del aforo autorizado en espacios públicos. El horario del zoológico será de miércoles a domingo de 9 am a 4 pm.

El alcalde Renán Barrera destacó que en el caso de que se registre una mayor demanda de visitantes a la permitida, se habilitarán espacios de espera en el Parque de La Paz, teniendo en cuenta que la mayor parte del público arriba en autobús.

Cabe destacar que en la entrada se contará con botargas de flamencos y otros animales, que a manera de ejemplo portarán cubrebocas, pero además tendrán la función de pedir a las niñas, niños y adultos que utilicen de manera correcta los suyos.

En el recorrido efectuado por el alcalde se indicó que solo se puede avanzar en un sentido para evitar en lo posible contacto entre los paseantes, que siguiendo esta ruta llegarán hasta la estación del tren, el cual cabe destacar todavía no estará en funcionamiento; sin embargo se han colocado vallas para delimitar el espacio que ocupará el público al hacer fila para subir, cuando esté disponible el servicio.

Lo anterior, se informó, dependerá de la respuesta que tenga el público a las peticiones de mantener la sana distancia y las demás medidas sanitarias que deberán de observarse.

El munícipe saludó a los dependientes de los puestos de refrescos y antojitos que estaban abiertos, quienes lucieron sus protecciones de acrílico para evitar el contacto directo con la clientela, además de que en todos los puntos de venta se debe de tener gel antibacterial.

Se abundó que los locatarios deberán usar cofia, cubrebocas, gel desinfectante y pisar el vado sanitario, mientras que los alimentos deberán servirse en desechables o, en su caso, si son reutilizables deberán ser lavados y desinfectados. El proceso será verificado por el personal del parque comisionado para tal fin.

Con respecto a las mesas, se detalló que serán desinfectadas antes de ser ocupadas por nuevos comensales. Los alimentos solo podrán consumirse en el área destinada para este fin, salvo las bebidas embotelladas o enlatadas.

Todos los oferentes, vendedores y prestadores de servicios ingresarán al parque por un único punto de acceso de 6:00 a 9:00 am. El área de comensales cerrará una hora antes que el parque.

En cuanto al personal administrativo que esté en contacto directo con visitantes en áreas exteriores, así como el personal operativo y de limpieza, deberá tener el cubrebocas debidamente colocado, careta de acrílico transparente, gorra y guantes de nitrilo.

También se detalló que durante cada jornada de labores se realizará como mínimo dos veces la limpieza y desinfección de oficinas y áreas comunes. Las herramientas de trabajo deberán ser desinfectadas a diario al recibirlas en el almacén, así como al momento de devolverlas al mismo para su resguardo o cuando se intercambien de un empleado a otro.

Por otra parte, en el recorrido se explicó al alcalde que previo a la apertura se brindó asesoría al personal de la instalación, con el objetivo de concientizarlo y orientarlo sobre las medidas preventivas para reducir el riesgo de contagios por el coronavirus. En total participaron unos 80 oferentes en dos sesiones sobre las “Medidas preventivas del COVID-19”, a cargo de la Subdirección de la Salud.

Respecto al zoológico, están pendientes de reabrir el aviario, el serpentario y el área de primates, que, según explicó el primer edil, podrían abrir sus puertas en el mes de diciembre.

En el paseo, Barrera Concha supervisó el estado en que se encuentran cinco ejemplares de flamencos que en días pasados fueron recuperados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en el aeropuerto de Mérida. Actualmente ya están adaptándose al lugar con sus nuevos compañeros.

Por último se mencionó que en el zoológico hay 609 ejemplares de 91 especies que fueron atendidos con diligencia durante el tiempo en el que el lugar estuvo cerrado. Los encargados manifestaron que se cuidó que se mantuviera el contacto con los humanos para evitar que se estresen al momento de la reapertura, como en la visita ocurrió con la mona Susy, pues a pesar de que su espacio no estaba incluido en el recorrido, a lo lejos se percató de la presencia de los visitantes, quienes al portar cubrebocas despertaron en ella inquietud al igual que la presencia de las botargas.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Manuel Pool / Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *