Mayas piden por buenas cosechas

El sacerdote maya, Antonio Poot Chan, realiza la ceremonia del Hani-cool en Hopelchén, con la esperanza de que pronto caigan las primeras lluvias de la temporada para iniciar la siembra

La sequía está afectando a gran parte del territorio nacional, pero la esperanza está puesta en el mes de mayo donde se esperan las primeras lluvias de la temporada y con ellas el inicio de la siembra en muchas partes del país; las comunidades mayas de Campeche se preparan así para la temporada.

“Se usa una cáscara del árbol que se llama balché, es un complemento de una ofrenda maya, de una primicia que se hace al dios del monte, a los dioses de la lluvia que vamos a ofrecer hoy, dando gracias”, señaló Antonio Poot Chan, sacerdote maya.

El entrevistado de 84 años de edad, vive en la comunidad de Bolonchén de Rejón, municipio de Hopelchén, a 120 kilómetros de la capital de Campeche, es un sacerdote maya y es el encargado de realizar el Hani-cool para pedir una buena cosecha.

“Se trata de dar gracias a dios, al dios de la tierra, dios del agua, de la lluvia, donde se ha recibido el fruto del trabajo, el fruto de la cosecha de lo que se haya sembrado, maíz, soya, sorgo o no sé qué más se haya sembrado”, explicó.

“Nosotros no queremos que se pierdan las costumbres y entonces cada quien con su manera de trabajar los arados y así se levanta la cosecha, y entonces él (sacerdote) ofrece esta ofrenda a los dueños de los 4 vientos”, indicó por su parte Manuel Cahuich, descendiente maya.

Antes de oficiar la celebración del Hani-cool, el sacerdote maya ofrece a los dioses del monte el saká, una bebida sagrada de maíz, miel y cacao; en un altar se colocan platillos tradicionales como el balché, pib, una masa con pepita de calabaza molida y gallina cocida con manteca de cerdo.

Al finalizar la ceremonia la comida que se ofreció a los dioses se reparte entre los asistentes.

“Nosotros estamos orgullosos de seguir practicándolo porque en varias comunidades se ha estado perdiendo y acá el jefe, porque aquí trabajo, sigue con la costumbre y cada año lo hace”, compartió para finalizar Sergio Tun Hernández, descendiente maya.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *