Rechazan empresarios repentina decisión

El sector empresarial de Yucatán rechazó el alza de la tarifa eléctrica para las empresas, ya que tal decisión genera incertidumbre tanto a los inversionistas,
como a los propietarios de los negocios, advirtieron los líderes de la Canacintra, Mario Can Marín y de la Canacome, Juan José Abraham Dáguer.

Can Marín reveló que el sector industrial rechaza de manera enérgica el incremento en las tarifas eléctricas anunciado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), “puesto que no es posible que a estas alturas vengan a decir que los precios del combustible que se utiliza para generar energía eléctrica es demasiado caro, y que con gas natural serían más económicos y podrían reducir las tarifas de alto consumo, en los sectores industrial, comercial y doméstico”.

Precisó que tanto la iniciativa privada como el gobierno estatal, siempre han tratado de que la industria cuente con mejores condiciones para ser competitiva a través de la conectividad e infraestructura, así como con el abastecimiento
de gas natural, “hecho al que la CFE debería sumarse, y no solamente subir sus tarifas”.

“La CFE debería preocuparse por ser más eficiente, reducir sus costos de operación y también ser más productivos y eficaces”, dijo en rueda de prensa ante la solicitud de su opinión por parte de los medios de comunicación.

Recalcó que la reindustrialización en Yucatán ya es una realidad, con el trabajo en conjunto entre empresarios y gobierno del estado, a través del gobernador Rolando Zapata Bello, en la atracción de inversiones foráneas y locales, que
son resultado de que Yucatán hoy sea visto como un área de oportunidad
para los negocios.

“Derivado de las inversiones en conectividad aérea, ferroviaria y naviera, así como la modernización del Puerto Altura de Progreso, el anuncio de la CFE de incrementar sus tarifas no son nada alentadoras para las inversiones”, recalcó.

La CFE informó en un comunicado que los combustibles y gas natural tuvieron una alza en sus precios de un 8.4 y 18 por ciento respectivamente, por lo tanto les resulta imposible mantener las tarifas bajas que prometió la Reforma Energética.

Las tarifas eléctricas en el sector industrial incrementarán entre el 2 y 5 por ciento; en el sector comercial el aumento será entre el 5 y 7 por ciento; en el sector doméstico de alto consumo las tarifas serán de 6.8 por ciento más, respecto al mismo mes del año.- Esteban Cruz
Obando.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *