Reconcíliate con el medio ambiente sembrando árboles

Los árboles nos ofrecen sombra, lo que es importante para bajar la temperatura en ciudades grandes, como Mérida y sus alrededores.

El pasado  28 de junio fue el Día Mundial del Arbol y, con ello, los ciudadanos tuvimos una oportunidad más de reconciliarnos con la naturaleza al sembrar uno.

Como sabemos, el árbol, además de oxígeno, nos ofrece sombra, lo que es importante para bajar la temperatura en ciudades grandes, como Mérida, en donde la plancha de concreto cada día crece y el calor es cada vez más sofocante.

Además, combate el cambio climático, limpia el aire, refresca las calles y la ciudad, conserva la energía, ahorra el agua, ayuda a prevenir la contaminación del agua y ayuda a prevenir la erosión del terreno.

El Día Mundial del Arbol fue instaurado por el Congreso Forestal Mundial realizado en la ciudad de Roma en el año 1969 y el objetivo principal de celebrar esta fecha es recordar y destacar la enorme importancia que los árboles tienen en nuestra vida y en la conservación del Medio Ambiente.

“En Mérida conmemoramos el Día del Arbol plantando 30 mil árboles en la Cruzada Forestal 2020”, señaló en sus redes sociales el Ayuntamiento de Mérida, a través de la Unidad de Desarrollo Sustentable.

De acuerdo con el portal https://www.treepeople.org/, estos son algunos beneficios de los árboles:

Los árboles combaten el cambio climático: El exceso de dióxido de carbono (CO2) causado por muchos factores se está acumulando en nuestra atmósfera y está contribuyendo al cambio climático. Los árboles absorben el CO2, removiendo y almacenando el carbono al tiempo que liberan oxígeno al aire. En un año, un acre de árboles adultos absorbe la cantidad producida cuando usted conduce su automóvil 26 mil millas.

Los árboles refrescan las calles y la ciudad: Las temperaturas promedio en Los Ángeles han aumentado 6°F en los últimos 50 años a medida que ha disminuido la cobertura de árboles y aumentado la cantidad de caminos y edificios que absorben el calor. Los árboles refrescan la ciudad hasta 10°F, dándoles sombra a nuestros hogares y calles, interrumpiendo las “islas de calor” y liberando vapor de agua al aire a través de sus hojas.

Los árboles conservan energía: Tres árboles colocados estratégicamente alrededor del hogar de una familia pueden recortar hasta en un 50 por ciento la necesidad de usar el aire acondicionado en el verano. Al reducir la demanda de energía para refrescar nuestros hogares, reducimos el dióxido de carbono y otros gases contaminantes producidos por las plantas de electricidad.

Los árboles ayudan a prevenir la contaminación del agua: Los árboles reducen el escurrimiento del agua, atrapando el agua de lluvia y permitiendo así que fluya por el tronco y a la tierra que está debajo del árbol. Esto evita que las aguas de lluvia se lleven los contaminantes al océano. Cuando se les coloca pedacería orgánica (mulch), los árboles actúan como una especie de esponja que filtra naturalmente el agua y la utiliza para alimentar el suministro de agua subterránea.

Los árboles protegen a los niños de los rayos ultravioletas: El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los Estados Unidos. Los árboles reducen la exposición a los rayos UV-B en aproximadamente un 50 por ciento, proporcionando de ese modo protección a los niños en las escuelas y parques de juego, donde pasan mucho tiempo al aire libre.

Texto: Esteban Cruz Obando

Foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *