Recorte en programa nini por corrupción

El Delegado de Programas de Desarrollo del Gobierno Federal, Joaquín Díaz Mena, confirmó que se han dado de baja unas 20 empresas del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, lo que ha implicado dejar sin el apoyo a 600 beneficiarios.
Explicó que pequeñas empresas que fueron creadas a propósito para aprovechar el esquema, pero al ser verificadas se detectaron irregularidades como la de no existir físicamente fueron dadas de bajas. Lo anterior fue señalado por el funcionario en el marco de la puesta en operación del módulo de la Profeco en el mercado “Lucas de Gálvez”.

—Lo que sucedió es que en algunos casos cuando, ya se realizó la supervisión del programa resultó que ni siquiera existían las empresas, por lo que rápidamente se les dio de baja, y con ello a los estudiantes —dijo Díaz Mena.

Dijo que algunas empresas, de giro pequeño principalmente, fueron creadas para acceder a este programa. Algunas de ellas incluso buscaron hacer un contubernio con estudiantes, pues les ayudaron a crear sus correos electrónicos a los alumnos. De esta forma tenían acceso a sus cuentas bancarias, y ofrecían a los alumnos no ir a la empresa, a cambio de dividir el ingreso del apoyo.

—En el caso de los estudiantes, muchos de ellos se dieron de baja por cuenta propia, debido a lo que aconteció con la empresa en la que estaban participando. Sin embargo, los estamos buscando y apoyando para que puedan acudir nuevamente por el apoyo. Desgraciadamente en todo tipo de programa en el cual hay dinero de por medio, como en este caso, se presentan irregularidades —reconoció Díaz Mena al referirse a la operación de empresas que bien podrían ser consideradas “fantasma”, y que han sido detectadas y dadas de baja inmediatamente.

El llamado “súperdelegado” solicitó que los casos de denuncia por corrupción se hagan llegar a los teléfonos 9266004 y 926 6026”, quien informó que en la actualidad unas mil firmas con 18 mil beneficiarios están vinculados al programa federal “Jóvenes construyendo el futuro” que se aplica en Yucatán.

Como se sabe, con este programa se busca que los jóvenes sean contratados recién egresados de sus carreras, que debido a la falta de experiencia los empresarios no querían darle una oportunidad laboral. Por tratarse de un nuevo proyecto puede existir lagunas, por lo que sería recomendable los empresarios al final de la beca sean obligados a contratar a los jóvenes ya que su capacitación le costó a los mexicanos, a través de impuestos.

Texto: Iván Duarte
Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *