Recuerdan que la pandemia aún sigue

Reconoce que hay deseos de salir a la calle, de vivir como antes, de pasear la ciudad, pero todavía no es tiempo

En la sesión solemne de cabildo conmemorativa al aniversario 479 de la fundación de la ciudad de Mérida, el alcalde Renán Barrera Concha pidió a la ciudadanía no bajar los brazos ni a confiarse en lo que se espera pueda ser la recta final para lograr el anhelado control de la pandemia de COVID-19.

—Luego de un año de encierros, la humanidad está comenzando a ver la luz brillante al final del túnel.  Aunque cada vez estamos más cerca de las soluciones, es verdad que aún falta un tramo delicado e importante que exige de nosotros redoblar el esfuerzo y no desfallecer en la recta final — dijo en su intervención el alcalde Renán Barrera Concha, quien de esta manera invitó a respetar los protocolos de salud para proteger la vida propia y la de nuestros seres queridos.

—Sé que todos tenemos deseos de salir a la calle, de vivir como antes, de recuperar nuestra convivencia sana, de disfrutar nuestra hermosa ciudad habitualmente llena de arte y cultura. Pero aún no es tiempo —subrayó.

El alcalde aprovechó la ocasión para manifestar su cariño, respeto y solidaridad a todas las familias que han pasado dificultades, dolores y han tenido alguna pérdida;  lo mismo que a todas las empresas y colectivos de trabajo que han estado en la primera fila de esta batalla; a los trabajadores municipales que se han ido, desde el más humilde y digno servidor, hasta el director que se fue antes de tiempo.

Una mención especial se hizo para recordar al maestro Armando Manzanero Canché, a quien el primer edil califico como “un bien común que nos llena de orgullo y siempre vivirá en la eternidad”.

Barrera Concha recordó que en este año en el que hemos compartido el trago amargo del encierro, de las pérdidas humanas, de las pérdidas materiales y de empleos. También se ajustaron los  presupuestos del ayuntamiento para atender la emergencia;

—Nuestras acciones se han encaminado a resolver los problemas urgentes agravados por las inclementes lluvias y la temporada de ciclones; nuestros esfuerzos han estado encaminados, y siempre lo estarán, a mitigar los daños en las meridanas y meridanos más desprotegidos y necesitados. Ellos reclaman la atención de todos — subrayó.

También hubo un espacio dedicado a reconocer la labor del personal médico y de enfermería que esta luchando en primera fila contra el coronavirus, arriesgando su vida y salud, y que estuvieron representados en la persona de la oradora oficial, la Dra. Matilde Jiménez Coello, directora e investigadora del Centro de Investigaciones Hideyo Noguchi de la Universidad Autónoma de Yucatán.

En su intervención recordó que Mérida, a  lo largo de sus casi 5 siglos de historia ha sufrido en varias ocasiones de enfermedades graves como la fiebre amarilla, viruela, sarampión, tifus y más recientemente dengue, zika y chikunguya.

Todas estas experiencias, han sido aquellas que a lo largo de nuestra historia contribuyeron al aprendizaje para sobrevivir y coexistir con ellas por lo que se formó un equipo de especialistas en medicos, enfermeras, epidemiólogos, entre otros.

Texto y foto: Manuel Pool M.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *