Regresar al semáforo rojo sería una catástrofe para la economía

El líder de la Canaco-Servytur afirma que de regresar a este color, restauranteros, manufactura y comercio podrían perderlo todo.

A pesar de que Yucatán ha rebasado las mil muertes por COVID-19, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de Mérida,  Michel Salum Francis, señaló que regresar al semáforo rojo sería una catástrofe para la economía de la entidad, pues el sector terciario ha sido uno de los más golpeados por la contingencia sanitaria, lo que ha originado el cierre de cientos de empresas.

Comentó que de regresar a este color, restauranteros, manufactura y comercio podrían perderlo todo, además de que sería un retroceso, luego de abrir la primera ola de reactivación económica en la entidad.

Ante el anuncio del Gobierno Federal de que 18 estados, entre ellos Yucatán, deberían regresar al semáforo rojo, destacó desde su opinión personal, que la autoridad federal carece de total veracidad y poca credibilidad, luego de ver cómo han manejado la contingencia sanitaria en el país.

Por lo anterior, aplaudió que el Gobierno del Estado decidiera establecer sus propias alertas y semáforos, que dependerán de cómo se desarrolle la enfermedad en la entidad. “Respaldamos las medidas que ha implementado el gobernador Mauricio Vila Dosal para reducir la movilidad y disminuir los contagios para mantenernos en semáforo naranja”, manifestó.

No obstante, dijo que el sector comercial permanece en incertidumbre, pues las ventas han bajado de manera drástica, ya que apenas están logrando vender entre un 15 a un 40 % en comparación de julio el año pasado.

“Lo que se ha logrado vender, apenas alcanza para pagar el sueldo de los empleados, el pago de energía eléctrica, agua, la renta y otros gastos; por lo que no estamos teniendo ganancias, solo pérdidas”, expresó.

De igual manera informó que son muchos los establecimientos que han tenido que bajar cortinas definitivamente, sobre todo en el centro de la ciudad, pues ya no tienen solvencia para poder mantenerse.

“Estamos tratando que los negocios puedan sobrevivir para cubrir costos operativos, para que se frene el exceso de despidos que se está registrando en la entidad, pero no se ha podido lograr”, reconoció.

En ese sentido, Salum Francis advirtió que esta pandemia dejará a poco más de 70 mil personas sin empleo, por lo que se viene una situación complicada para el Gobierno del Estado, que tendrá que crear alternativas y condiciones para apoyar a las personas que se han visto afectadas por la pandemia.

Por último, subrayó que desafortunadamente los yucatecos no han sido precavidos para evitar el aumento del número de contagios, ya que han relajado las medidas, lo que ha originado que se diera un rebrote de casos de COVID-19.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *