Regreso del semáforo rojo, golpe mortal al comercio: Canacome

Con la apertura del hospital provisional de Covid-19 en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, la posibilidad de regresar al Semáforo Rojo de la epidemia está más cerca, pero ese paso sería un golpe muy duro, prácticamente mortal, para los negocios y comercios, aseguraron líderes empresariales y de trabajadores.

En su mensaje del domingo por la noche, el gobernador Mauricio Vila Dosal adelantó que con la apertura del nuevo espacio hospitalario se está “utilizando la última reserva de camas que tenía en el estado para atender a los enfermos de Covid-19”, por lo que urgió a todos a quedarse en casa y poner freno a los contagios.

En ese sentido, Vila Dosal señaló que los próximos días serán claves para decidir si se continúa o no con la reactivación económica en Yucatán, pues la apertura de negocios no esenciales sigue condicionada a que la tendencia de ingresos hospitalarios no siga incrementando hasta poner en riesgo la nueva disponibilidad hospitalaria, ya que de ser así, se tendría que cerrar todo de nuevo y restablecer medidas y restricciones a la movilidad social para proteger la salud de todos, tal y como ya se ha hecho en otros países y estados de la República.

“El Coronavirus sigue allá afuera y nos ha demostrado que es altamente contagioso y mortal. Por eso, este es un momento muy importante en la evolución de la contingencia, porque pone a prueba nuestra responsabilidad social e individual, ya que actuar irresponsablemente puede tener consecuencias mortales, por eso contamos con tu responsabilidad individual para seguir adelante”, afirmó el gobernador en su mensaje en redes sociales el domingo por la noche.

Todo parece indicar que este llamado tiene tintes de drama, porque si se ocupan las camas, volveremos al cierre total de la movilidad y los negocios, ya que es lo único que hasta ahora tiene efectividad en el freno de los contagios.

“Hoy más que nunca la salud, la vida y los empleos de miles de familias están en nuestras manos”, afirmó el mandatario.

Ante ese panorama, Peninsular Punto Medio contactó a Michel Salum Francis, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Mérida, quien previó un golpe mortal al comercio en caso que se regrese al Semáforo Rojo.

“A mí me preocupa porque si los negocios cierran otra vez, eso ya va a ser fulminante para la economía del estado o país”, dijo.

Es que, agregó, la gente que no tenga ingresos difícilmente va a poder llevar el sustento a sus casas, a su familia, que lo más grave de cerrar la economía.

“El gobierno no tiene dinero para seguir dando despensas, ya lo dio con el esfuerzo que se hizo, pero los negocios no están funcionando como quisiéramos para poder mantener la planta laboral, pues se sigue despidiendo gente será un colapso”, afirmó.

En ese sentido, dijo que están asustados de la cantidad de negocios que han cerrado, tanto los nuevos como de varias generaciones y que hoy ya no existen.

Sin citar cifras de desempleados, Salum Francis dijo que es hora de quedarse en casa, que sólo se salga a lo necesario y que no lo haga la población vulnerable, pues el contagio para ellos es mortal, pue en caso que se vuelva al encierro total los despidos se van a multiplicar y superarán los datos que se previeron para la pandemia.

Texto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *